UN PORTAL QUE CONTINÚA ABIERTO A TODOS

Los Cronistas Oficiales de España somos los herederos de aquellos que, a lo largo de los siglos, dejaron constancia con sus escritos e investigaciones de la Historia, al amparo de calidades y cualidades tales, como la objetividad y la imparcialidad, sin caer en la equívoca adulación hacia aquellos que los nombraron. La nómina de Cronistas españoles es extensa, desde tiempos pretéritos hasta la actualidad; encontrando en ella a personajes que se distinguieron dignamente en este oficio: Siendo el mismo, en muchos municipios, una de las distinciones más preciadas que se pueden otorgar, con el único salario del reconocimiento de las gentes de su pueblo, sin remuneración económica alguna, y con carácter honorario y vitalicio. Tal vez ahí, es de donde deriva la imparcialidad con la que se debe de adornar el trabajo del Cronista Oficial, pues las apreciaciones subjetivas y la no inclinación hacia uno u otro lado deben de acompañarlo en la visión del momento presente, así como en la búsqueda e interpretación documental de la historia y de las tradiciones.