UNA POSADA GRANDIOSA – LA POSADA DE COX

POR PATRICIO MARÍN ANIORTE, CRONISTA OFICIAL DE COX (ALICANTE)

Patricio Marín Aniorte, cronista oficial de Cox.

Patricio Marín Aniorte, cronista oficial de Cox.

Durante los reinados de Carlos III y su hijo Carlos IV, se ejecutaron numerosas obras públicas en España. En efecto, el país comenzó a modernizarse gracias a la política de los ministros ilustrados, Campomanes, Aranda, Floridablanca, etc. Ciñéndonos al entonces Lugar de Cox, dichas innovaciones también le llegaron mejorando su fisonomía anclada en las angostas calles de “Abajo”. Dicho núcleo poblacional se encuentra en una apretada área entre el monte y la Acequia. Se trata del sector más antiguo del pueblo, cuyas calles: Mayor, Los Huertos, La Huerta, Portichuelo y Rodeo, quedaron relegadas por la expansión urbanística que experimentó el Lugar a finales del siglo XVIII.

En aquel tiempo las comunicaciones con los pueblos más inmediatos- La Granja y Callosa- se ofrecían a través del viejo camino que separaba el regadío del secano. Este discurría junto a las acequias de Cox y de lo Alto. Llegando a Cox coronaba la empinada cuesta del Portichuelo (1) que a la sazón solo permitía el paso de acémilas. El tránsito de carruajes de Cox a Callosa se efectuaba a través de la huerta, por el camino de la Serrana.

Es de suponer que el Lugar de Cox contara con algún tipo de albergue, mesón o posada para descanso de viajeros por dicha vía antigua, aunque no disponemos de noticias al respecto. En la composición de caminos de nuestro pueblo llevada a cabo en 1767 (2) todavía se mantenían los viejos accesos tradicionales mencionados. Poco después se acometió un nuevo trazado con título de carretera, hoy CV-900. Esta nueva vía facilitó las comunicaciones entre Cox y Callosa a través del Portichuelo. Para vencer el obstáculo que ofrecía la sierra, se abrió una brecha en la peña rebajando su punto más elevado. Esta carretera salía de la ciudad de Orihuela, pasando por Redován, Callosa, Cox, La Granja llegando hasta la villa de Albatera. Su proyecto y diseño se llevó a cabo con miras a que quedase apartado de los núcleos poblacionales de La Granja y Cox en terrenos de campo secano que permitía el ensanche de esta nueva vía. No obstante sus vecinos, tanto de Cox como de Granja, comenzaron a edificar junto a la nueva carretera. No disponemos de datos fiables que nos confirmen el año que nació dicha carretera, y suponemos que la construcción de la Posada de Cox en 1791, puede ser un referente al hallarse ubicada junto a ella. En este sentido podemos aventurar la apertura de dicha carretera en los últimos años del siglo XVIII (3).

LA NUEVA POSADA

Montesinos cronista de Orihuela en relación con la posada de Cox, en 1795, escribía lo siguiente:

Tiene igualmente este Lugar, sumptuosa Posada, obrada con todos los menesteres más cómodos. Construida en el año 1791, por los actuales Señores Marqueses como expresa una inscripción q. se lee sobre su puerta principal”.

Se trataba de un sólido edificio, al arrimo de la carretera, donde surgió la prolongación de la calle de las Eras, hoy de Ramón y Cajal. A la posada se accedía a través de un elevado arco, en cuyo frontispicio destacaba el escudo de los Marqueses de Melgarejo, señores de Cox. En él, además de los emblemas nobiliarios de dicho linaje señalaba la fecha de la colocación de la primera piedra- 21 de marzo de 1791-. A la entrada, empotradas en el suelo, disponía de sendas esquineras de piedra que evitaban el destrozo que pudieran ocasionar los carruajes al entrar o salir de la posada. La entrada era espaciosa y su techumbre se sostenía con gruesas vigas de pino. El cuerpo del edificio quedaba dividido en tres partes vulgarmente llamadas Nevás. La cocina y comedor se encontraban a la izquierda según se accedía a la posada y las habitaciones a la derecha. La amplia carrilada de entrada se prolongaba hasta llegar a un extenso patio, provisto de establos en sus laterales. La posada ocupaba gran parte de la manzana de las calles, Alameda y Las Eras. El patio con sus establos y caballerizas eran de los más espaciosos y cómodos del reino de Valencia. El Marqués de Melgarejo, señor territorial de Cox, a cuyas expensas se construyó, como dueño de la posada, la arrendaba al mejor postor de la localidad. Las noticias que disponemos sobre hechos relacionados con la posada son escasas, del siguiente tenor:

-Entre 1802-1803 la familia Real española realizó un viaje de Barcelona a Cartagena (4) recabando la ayuda y esfuerzo de todos los pueblos a su paso. El gobernador de Orihuela, a la sazón Juan de la Carte Thibault, en su carta de 30 de Noviembre de 1802, ordenaba la colaboración de sus vecinos, en viandas y camas para su alojamiento. El Ayuntamiento de Cox contestaba al gobernador aduciendo que no podía aportar la ayuda requerida debido a la extrema pobreza del Lugar. En su defecto ofrecía la posada para el albergue de la caballería y tropas.

-En el verano de 1840, dos menores de Cox (José Lozano y Antonio Santo) mientras dormían la siesta a la sombra de la posada les robaron el dinero que llevaban en los bolsillos (5)

-El día 22 de febrero de 1889, se le negó hospedaje a un ejecutor de la justicia (6)

-Hacia 1890 era posadero de la misma el vecino de Cox, Carmelo Cuenca Marco(7)

-En 1904, entre otros actos de un supuesto cuarto centenario de donación de la Imagen de Ntra. Sra. del Carmen, tuvo lugar un recital poético en el patio de la posada (8). Con dicha finalidad se levantó una tarima o tablado bajo dosel, presidido por el alcalde D. Manuel Cuenca Marco y Don Julio López Maymón, cura párroco de la Iglesia de San Juan Bautista

Esta Posada de Cox se mantuvo funcional hasta la década de 1950-60, cuya propiedad pasó a ser de Pedro Rocamora Pacheco (9) que derribó el edificio para construir pisos viviendas. Su demolición supone la desaparición de uno de los edificios más emblemáticos de nuestro municipio. Su construcción quedaba perpetuada en una lápida conmemorativa incrustada en su fachada, con la inscripción siguiente:

“Se hizo esta Casa de Posada, Año de MDCCXXXXI, Reynando Carlos IV, siendo Dueños Directos de este Lugar de Cox, Dn. Joaquín de Melgarejo y Roxas, del Orden de Calatrava, Mayordomo de Semana de su Majestad, Marques de Melgarejo y Roxas; y la Iltre. Sra. Dña. Joaquina Saorín Ruíz Dabalos, Marquesa del propio título, y Dueña de dho. Lugar, á cuias expensas se fabricó dha. obra. Se colocó esta Piedra día XXI de Marzo de MDCCXXXXI”.

NOTAS:

(1) La primera cita que disponemos del Portichuelo de Cox, es con motivo de la división y amojonamiento del término de Callosa (6 de Abril de 1582): “pera exercir jurisdictió ab son bastó, puxen anar e pasar per lo camí e carril que hix de dita Universitat de Callosa pasant per lo Portichol nomenat de Coix, e anat dit camí fins al dit camp de Callosa” ANTONIO JOSÉ NAVARRO HERNANDEZ-Creación y consolidación del municipio de Callosa de Segura en tiempos de fueros, pág. 157, Instituto Juan Gil Albert, año 2001.

(2)Composición de caminos del Lugar de Cox” A.M.O.sign.F-576/53, 19 de Enero de 1767.

(3) Según los documentos que disponemos de la nueva carretera, a su paso por Cox, consta que se iniciaron obras de acondicionamiento en 1786. Dichas obras continuaron en 1791, 1794, 1795 y 1796 (A.M.O. F.M. D-282 nº 33).

(4)Expte. sobre el paso de los Reyes por la Gobernación de Orihuela, en su viaje desde Barcelona a Cartagena, 1802-1803” Legajo G8 s.nº.

(5) Archivo municipal de Dolores-Protocolos de Vicente Pérez, legajo 512-folio 20.

(6) El 23 de Febrero de 1889 tuvo lugar una ejecución pública en Cox. Se ejecutó a Joaquín San Jaime Expósito, joven de 19 años, natural de Algemesí y vecino de Albaida, como autor del asesinato de Manuel Lucas Rocamora, vecino del mismo pueblo. El ejecutor de la justicia, Hermenegildo Agüero Marcos, se desplazó desde Valencia para cumplir con su oficio a través del ferrocarril bajando del tren en la estación de Callosa de Segura. Al llegar a Cox pidió alojamiento en la posada existente en la calle de las Eras. “Sobre su alojamiento ha habido grandes dificultades, pues todos los vecinos de Cox hasta el mismo posadero se han negado a hospedarle, ni siquiera cama, la que según nuestros informes ha habido precisión de llevar al hospital de Callosa para albergarle en un departamento de la casa de la villa” Diario de Orihuela, viernes día 22 de Febrero de 1889.

(7) A.M.O. Censo electoral de la provincia de Alicante (pueblo de Cox)

(8)Erase éste un espaciosísimo patio de la posada principal del pueblo, donde para su efecto se había construído una tribuna tablado, terminada en adamascado dosel que cubría una oleográfica imagen de la Patrona” Antonio Luis Galiano Pérez-El Dean Julio Lopez Maymon, pag. 62, Imprime GLO, 2009.

(9) Pedro Rocamora Pacheco, (Cox 28 de Abril de 1922-Barcelona 5 de Enero de 2012). Hijo de una familia de clase media que regentaba un bar en el centro de Cox, desde muy joven se inició en el deporte futbolístico. Apodado “Periche” hizo sus primeros pinitos en el Revolución Club de Futbol de su pueblo natal durante la guerra civil. Luego pasó a jugar con el Crevillente y con el Hércules de Alicante. Estando en el Hércules fue fichado por el Barcelona por 250.000 ptas. en el año 1947. Retirado del futbol en 1954 se dedicó a los negocios en la ciudad condal, aunque ello no le impidió seguir visitando su pueblo natal, Cox, donde también hizo negocios. En este sentido adquirió la vieja posada que derribó y en su espacioso solar construyó un bloque de viviendas. De la gran posada que hubo en Cox, no disponemos ni siquiera de una fotografía, todo ello como resultado de la vorágine especulativa del suelo.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje