LAS BROZAS ARQUEOLÓGICAS

POR JUAN FRANCISCO RIVERO DOMÍNGUEZ, CRONISTA OFICIAL DE LAS BROZAS (CÁCERES).

He recibido recientemente un libro titulado “Extremadura arqueológica” editado por la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura en 2001, que agrupa a más de 3.500 fichas, que tratan los más variados temas, desde la Prehistoria (Paleolítico, Neolítico, Calcolítico, Megalitismo, Edad del Bronce, Edad del Hierro) hasta el período romano, Antigüedad tardía, Edad Media y llegar hasta la arqueología moderna e industrial, ésta con un trabajo de Carlos Callejo Serrano, el descubridor de la interesante Cueva de Maltravieso, y al que tuve el gusto de conocer siendo un jovencito e interesarme por los temas arqueológicos de Brozas junto al capitán de la Guardia Civil, Carlos de la Torre, cuyo nombre, a instancia de un servidor, se le puso al museo local que está situado en el Ayuntamiento.

Entre tantas materias había algunas que tratan de la villa de Las Brozas y son las que vamos a rescatar y así divulgar nuestra historia más antigua. Comenzaremos con esta ficha:

Autores Varios. Año 2000- Argantonio, rey de Tartessos.

Catálogo de una exposición celebrada en Sevilla, Madrid y Alicante con varias piezas prehistóricas del Período Orientalizante procedentes de Extremadura: ídolo de Nuñomoral, estelas de Zarza de Montánchez, Magacela, Brozas y Zarza Capilla, asadores de Orellana, sellos y joyas de Talavera la Vieja, “brasero” y joyas de Aliseda, guerrero de Medina de Las Torres, timiaterio del Museo de Cáceres, bronces, joyas y maqueta de Cancho Roano, jarros de Siruela y Valdegamas, bronces de El Torrejón de Abajo, prótomo de la Colección Calzadilla y tumba de Medellín.

La exposición de Madrid se celebró en el Museo Arqueológico del 25 de mayo al 15 de julio de 2000 y es un verdadero honor que allí se expusiera una estela hallada en Brozas y que se encuentra permanentemente en el Museo de Cáceres.

En el catálogo de la exposición se podían ver más de 200 objetos originales, jarros de bronce, joyas, estelas de piedra, tumbas, vasijas y ajuares funerarios, procedentes de 27 museos de España, Portugal, Francia y Gran Bretaña, que ofrecen una selección amplia y reveladora de la fuerza con que arraigó en occidente la impronta oriental y hacen del suroeste de la Península Ibérica un espacio singular e influyente sobre las poblaciones del entorno, no solo de Cádiz, Sevilla, sino también Extremadura y parte de Portugal.

Argantonio (670 – 550 años antes de Cristo) fue un rey de los Tartessos que según afirmó el historiador griego Heródoto su reinado duró 80 años y su reino estaba en la parte suroccidental de la Península, cuya capital estaba en Cádiz (Gades) la ciudad más antigua de Europa. La exposición abrió sus puertas el 4 de febrero de 2000 en Sevilla y trató toda ella sobre la mítica civilización de Tartessos.

De Extremadura se expuso una maqueta de Cancho Roano, las ruinas tartésicas mejor conservadas de España. Y de Brozas, una estela, que fue estudiada por el historiador Martín Almagro Gorbea en su trabajo “Las estelas decoradas extremeñas” bajo el título genérico de “El Bronce final y el Período Orientalizante en Extremadura”.

La de Brozas fue encontrada en la dehesa de Las Pueblas y pertenece a la Edad el Bronce, (siglos IX – VIII antes de Cristo) Es una estela que mide 1,41 de alto por 0,75 de ancho y 0,20 de grosor.  Según los arqueólogos, estas estelas indicaban lugares funerarios de personajes destacados de su tribu. Como se aprecia e la imagen tiene grabados los siguientes objetos: Un escudo, una lanza, una espada, un espejo, una fíbula y un peine.

FUENTE: https://cronistadelasbrozas.blogspot.com/2022/07/las-brozas-arqueologica.html?fbclid=IwAR1ZTacFpk0jMVo3SwVt94b4vmznPRppCfx-yRivxVL_8OK5IDMUh8fOhLs

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje