BROZAS, CONJUNTO HISTÓRICO ARTÍSTICO

POR JUAN FRANCISCO RIVERO DOMÍNGUEZ, CRONISTA OFICIAL DE LAS BROZAS (CÁCERES)

Acaba de editar la Diputación de Cáceres un libro titulado “Guía de Conjuntos Históricos de la Provincia de Cáceres”. Con un equipo formado por Cristina Pérez-Sala Failde, como redactora de la guía; Enrique Rodríguez Extremeño como ilustrador, bajo la coordinación de C2O Comunicación y diseño de Extremeño Estudio. El libro ha tenido una financiación el 75 por ciento del FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional)

De los 18 conjuntos históricos artísticos que hay en la provincia, los autores realizan una ruta que comienza en Trujillo y sigue por Guadalupe, Villanueva de la Vera, Valverde de la Vera, Cuacos de Yuste, Pasarón de la Vera, Garganta la Olla, Cabezuela del Valle, Hervás, Granadilla, Plasencia, Galisteo, Robledillo de Gata, Coria, Brozas, Valencia de Alcántara y termina en Cáceres.

Antes de entrar en lo que se explica en la guía de Brozas, me viene a la memoria que siendo consejo de Cultura un buen amigo Francisco Muñoz le pregunté en Madrid, a  los pocos años de regresar yo de mi estancia profesional en Mallorca (después del año 1995)  en presencia del publicista Rafael García – Plata, con el que dirigí su periódico “Diario Extremeño”, si Brozas podía ser un conjunto histórico artístico de la región El consejero me contestó que sí podía dada la belleza de la localidad, y que iba a comenzar los trámites correspondientes para su declaración. De esa pregunta y de mis gestiones me enorgullezco por lo que supone para el cuidado de los monumentos y del urbanismo del pueblo Era en tiempos del alcalde Juan Olivenza. Posteriormente pasaron los años y hasta que se fueron haciendo las cosas, transcurrieron dos décadas. En mayo de 2015 la Dirección General del Patrimonio de la Junta de Extremadura inició el expediente, y la declaración se publicó en el Boletín Oficial del Estado en septiembre de 2016.

Brozas forma un matrimonio indisoluble con la nobleza y los caballeros. Con testimonios que comienzan en la Prehistoria, continúan en la época romana, con restos bien conservados de la calzada romana “Vía da Estrela” que atraviesa la localidad, hasta desembocar en la Edad Media y Moderna, momentos de máximo esplendor histórico, en los que se construyen los principales monumentos de la villa, allá por el siglo XV. Su posición estratégica como nudo del oeste extremeño ha ligado su historia a la de notables señores de Cáceres, Alcántara o Trujillo. Su pequeño tamaño y su discreto acceso a la población no anticipan lo que paseando entre sus calles me dispongo a descubrir.

 Comienza su ruta en la Plaza Príncipe de Asturias, para visitar la iglesia de Santa María, el mejor templo parroquial de la diócesis de Coria-Cáceres que por su grandiosidad el pueblo la llama “la catedralina”; sigue por el palacio de los Flores, lugar donde se cree que nació Nicolás de Ovando, el primer gobernador en Indias, sustituyendo a Cristóbal Colón, Y de aquí al Palacio que es como llaman en Brozas al castillo del lugar y muy cerca la casa natal del gramático Francisco Sánchez de Las Brozas. Y el Convento de las Comendadoras de Alcántara, en cuya fachada sugerí poner hace pocos años una placa por ser la calle donde habitó Elio Antonio de Nebrija, del que se cumplen ahora 500 años de su fallecimiento en Alcalá de Henares. Recorre los numerosos y preciosos palacios de la villa, así como el templo parroquial de los Santos Mártires sin olvidarse de los tres conventos y de las numerosas ermitas.

Y la autora termina diciendo:

 Sus calles todavía desprenden el abolengo de la época y sus casas señoriales y palacios, aunque bien conservados, son fiel reflejo de que la Edad Media fue, sin duda, su época de mayor florecimiento.

 

Me sorprende y me agrada la bella foto aérea de C2O Comunicación en la que se ve casi todo el pueblo desde el norte hasta el sur para terminar perfilándose la carretera de Herreruela.

Estoy seguro que muchos tienen este libro, si me escriben puedo facilitarlo vía WhatsApp.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje