CRONISTAS OFICIALES DE ESPAÑA EN CUENCA

POR RICARDO GUERRA SANCHO, CRONISTA OFICIAL ARÉVALO (ÁVILA)

Como cada año por estas fechas, se ha celebrado el XLVII Congreso de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales, RAECO, a la que pertenecemos 321 Cronistas de toda España.

Siempre es una satisfacción asistir a este foro de cronistas que representamos a ciudades, villas y pueblos de España, un encuentro anual, si exceptuamos el paréntesis de la pandemia, que enriquece a todos, unas comunicaciones de temas relacionados con la ciudad anfitriona, es decir, en esta ocasión, de temas conquenses, y otras de temas libres, como es mi caso, de temas de nuestras propias ciudades. Pero aún más enriquecedor por el contacto entre nosotros, riqueza humana, el compartir experiencias y anécdotas, vivencias e incluso alguna aventura.

Es mi costumbre asistir a estas reuniones anuales y hacerlo con algún trabajo, no me gusta ser solo espectador, me gusta participar y aportar algo, aunque sea un punto de vista modesto y local, al lado de eminentes personajes e historiadores, levantando la bandera de muchas de nuestras ciudades, villa y pueblos.

Según la última publicación en el Acta de la Asamblea General Ordinaria de la asociación, celebrada en Avilés, esta asociación cuenta con 321 Cronistas y entre ellos, los nuevos cronistas abulenses nombrados, José Antonio Calvo, Cronista de Burgohondo y José María Sanchidrián, de Ávila.

En estos últimos meses en nuestra provincia se han nombrado también otros Cronistas, de El Barco de Ávila, Antonino González Canalejo; de Mijares, Celerino Martín; y recientemente de Arenas de San Pedro, Faustino Hernández ‘Nino’. Ya me siento mucho más acompañado.

Muchos años me he sentido solo de compañeros de esta provincia, pero estos últimos años con el nombramiento de nuevos cronistas, ha cambiado.

La ciudad sede del congreso, Cuenca, ya es viaja amiga para mí, porque diversos acontecimientos me han dado cita en ella, como la Coronación de la Virgen de las Angustias, o el Congreso de hermandades y Cofradías de ella misma, y otras visitas particulares. También en los últimos años, coincidiendo con su cronista, ahora anfitrión, repasamos muchos omentos de nuestra historia compartida, en torno al rey Alfonso VIII, reconquistador de Cuenca y su tierra, un episodio en el que nuestras Milicias Concejiles participaron destacadamente en 1177, o incluso un poco antes, en 1174, cuando ese rey concede Uclés a la Orden de Santiago, episodios importantes ambos.

La apertura del congreso fue en el salón de actos del MUPA, Museo Paleontológico de Castilla La Mancha, una espectacular instalación, con autoridades, recibimientos y distinciones, acto en el que Miguel Romero, el cronista conquense, pronunció la conferencia inaugural, ‘Cuenca, la ciudad de los sentidos’. Previamente por la mañana del viernes se celebró una mesa redonda ‘La Crónica en España y en México’ con representantes de ambas delegaciones.

La jornada del sábado, después de la asamblea de la asociación, jornadas de lecturas del resumen de las 43 comunicaciones presentadas, mañana y tarde, con un paréntesis para visitar la catedral. Son momentos para el reencuentro, los saludos a nuevos cronistas y a otros ya veteranos.

La crónica une mucho y hace amigos, y en los vinos españoles o en las comidas, momentos de confraternización. También echar de menos a alguno de los que nos han dejado este año de entre congresos, significadamente el que era decano de los cronistas españoles, Enrique de Aguinaga, que era una figura asidua durante muchos congresos.

En definitiva, un reencuentro con una bellísima ciudad, adornada de dorados, lluvia y soles otoñales en medio de una gran animación, el poco tiempo que nos quedó para callejearla. El próximo año, nueva cita de los Cronistas de España y México en la ciudad de Sigüenza. Y entre medias otro congreso en México… habrá que empezar a ahorrar.

Y por cierto, estoy recibiendo bastantes adhesiones a mi denuncia de lo que está ocurriendo en La Isla, la demolición de «la pesquera», una actuación que la gente no entiende ni puede justificar… Hay quienes apelan a mi, me preguntan y no sé dar respuestas, vienen a mí por eso de decirlo y escribirlo… pero yo poco más puedo hacer, sino decirlo, plantear mi punto de vista como cronista y bajo el prisma de la historia. Como parece que esto no solo está sucediendo en Arévalo, muchos otros lugares se encuentran con la misma situación de cabreo e impotencia… Increíble, dineros de Europa para destruir, en lugar de construir, que es lo que necesitamos.

Ya no respetan ni el patrimonio histórico…

FUENTE: https://www.diariodeavila.es/Opinion/ZA4732ACC-E40F-C29F-1D1024D64C22021F/202210/Cronistas-Oficiales-de-Espana-en-Cuenca

 

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje