ESTAMPAS NAVETAS, PEPÍN ARGÜELLES, EL FOTÓGRAFO.

POR LEOCADIO REDONDO ESPINA, CRONISTA OFICIAL DE NAVA (ASTURIAS)

Lamentamos el fallecimiento de José Argüelles García, de la naveta Foto Argüelles. Conocido en el entorno como Pepín Argüelles, el fotógrafo, se había iniciado en la profesión siguiendo los pasos de su padre, Vicente Argüelles Laviana, nacido en Perlada (El Entrego), que practicó también con la cámara, al tiempo que, con la familia, regentaba una tienda de coloniales en Rozaes (Bimenes), que contaba también con bar, en el que se servían bodas.

Pepin, excelente deportista que en su juventud defendió con eficacia la portería del Rozadas C.F,  Iberia de Bimenes y Deportiva Piloñesa, de Infiesto, se estableció en Nava, como profesional del ramo fotográfico, en 1969, utilizando el mismo local, ubicado en la calle de La Vega, que antes había ocupado Mori, otro retratista muy recordado en la villa.

Y hay que decir que, a lo largo de su larga trayectoria tras la cámara, Pepín acreditó tanto la alta calidad como el buen gusto en sus trabajos, consiguiendo un bien ganado prestigio para la firma Foto Argüelles. Luego, como digno sucesor de su abuelo Vicente, y de su padre, Pepín, se haría cargo del establecimiento Juan Carlos Argüelles Rodríguez, joven y muy preparado en el noble arte de plasmar imágenes, cuya falta hubo que lamentar en 2019.

En cualquier caso, y aunque el citado establecimiento, que regentó durante 48 años la familia Argüelles, cerraba definitivamente sus puertas en 2017, el prestigio ganado con la cámara, y el que tenía como buena persona, acompañaron siempre la figura de Pepín, hasta el día de su despedida.

Pepín, amigo, descansa en paz.

EL CRONISTA

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje