EPÍLOGO DEL LIBRO «LOS CRONISTAS OFICIALES DE ESPAÑA DURANTE LA ETAPA CONTEMPORÁNEA» (1852-2022),

POR JOSÉ MANUEL TROYANO BIEDMA, CRONISTA OFICIAL DE BEDMAR Y GARCIEZ (JAÉN)

Portada del libro y autor del Epílogo del mismo el cronista Oficial José Raimundo Núñez-Valera y Lendoiro

Este libro, cuenta con un Prólogo, a cargo del ex Presidente de la RAECO, Antonio Luis Galiano Pérez y con unas palabras del actual Presidente, Juan Antonio Alonso Resalt, además del Epílogo, que tan magníficamente ha realizado nuestro colega y amigo, José Raimundo Núñez-Valera y Lendoiro , Cronista oficial de Betanzos, el cual damos a conocer en  ésta pagina WEB, tras haberle dado los gracias a todos ellos y a todos cuantos compañeros Cronistas y/o familiares de ellos/as han colaborado en la redacción de este libro, el cual espero sea del agrado de todos. A continuación trnáscribo, el Epílogo de José Raimundo Núñez-Varela y Lendoiro:

“Hasta el presente no se había contado con una “Historia de los Cronistas Oficiales del Reino de España y sus relaciones a lo largo de la etapa contemporánea (1852-2022), en un libro en el que se ha podido apreciar la realidad de su función en la época moderna y, sobre todo, el interés por asociarse en favor de tan destacado como noble oficio, con la consecución de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales (R.A.E.C.O.) en el año 1976.

Para la obtención de datos sobre las etapas precedentes, el autor ha tenido que superar múltiples obstáculos por la dispersión de la documentación, como base imprescindible para lograr el éxito alcanzado, como así ha ocurrido merced a la brillante, tenaz y erudita investigación realizada en los archivos por el Doctor en Historia Moderna y Contemporánea de España y de América, por la Universidad de Córdoba (España),  José Manuel Troyano Viedma, Cronista Oficial de las Villas de Bedmar y de Garciez (Jaén), como marca y huella de su liberalidad en el complejo y seductor camino emprendido, que nos ha servido de legendaria peregrinación contextual.

Hace cuatro décadas que conocí y entablé amistad con el autor, en razón a mi nombramiento e incorporación a tan ilustre Asociación, con quien desde entonces he compartido, entre otras muchas materias y comentarios, las impresiones sobre los Congresos Nacionales. Un tema que me interesaba sobremanera en razón al interés por organizar un futuro encuentro en mi tierra natal, Betanzos de los Caballeros, tal y como pude llevar a feliz término en octubre de 1987.

No cabe la menor duda de que en estos Congresos Nacionales de Cronistas, existe una gran interrelación entre los municipios, provincias y comunidades autónomas del Estado, a través de “… La hermandad de quienes, con el escudo del pergamino, la lanza de la pluma y la coraza de su independencia tienen por vocación y empeño de servicio estudiar, rescatar, testimoniar y divulgar la verdadera historia de nuestra vieja tierra, España…”, como ampliamente ha ilustrado en el diario Opinión D. Alberto González Rodríguez, Cronista Oficial de Badajoz, al referirse a nuestra Real Asociación el pasado 22 de abril. Una ocasión ideal para el intercambio de ideas y conocimientos en la atmósfera del lugar que nos acoge, a través de su patrimonio artístico-monumental, los paisajes, tradiciones y folclore, y hasta si se quiere de su cultura gastronómica, como referencia colectiva que nunca se escapa de la memoria, y denota que nos ha invitado a seguir año tras año hasta el presente, según se ha podido comprobar.

Aunque pueda resultar extraño, no sería hasta el XIº Congreso Nacional de Barcelona, en 1984, cuando tendría lugar la publicación de las Ponencias y Comunicaciones de los

cronistas participantes, en un volumen o Libro de Actas, y en 1987 el primero editado con la inclusión de la crónica de los actos celebrados en el transcurso del citado XIVº Congreso Nacional de Betanzos. Como también es de destacar la edición en el año 1996, del libro Los veinte primeros años en la Historia de la “Asociación Española de Cronistas Oficiales” 1976-1996, subvencionada por el Ministerio de Cultura, y realizada por su presidente D. Jerónimo Jiménez Martínez, Cronista Oficial de Logroño, con una sucinta alusión a los antecedentes del Cuerpo General de los Cronistas Oficiales de España, fundado en 1948, que asimismo figuran en las fuentes documentales y registros referenciados.

Se habrán dado cuenta que para la consecución de la presente obra, el autor haya tenido que vencer grandes dificultades, superadas con el tesón consustancial a todo experto historiador y cronista, mediante la estricta recopilación del acervo documental atesorado en poder de familiares y sucesores de los Cronistas Oficiales que ya no están entre nosotros, y cuya accesibilidad está condicionada al conocimiento y relación de sus herederos con los Cronistas Oficiales de dichas localidades y con el interesado, como recurso para su conocimiento e investigación. Este laborioso recorrido le permitiría prefigurar y divulgar, entre otros, el estudio titulado Las asociaciones Regionales y Provinciales anteriores a la fundación de la A.E.C.O., que lógicamente también ha introducido en este volumen de la Historia de los Cronistas Oficiales del Reino de España y sus relaciones a lo largo de la etapa contemporánea (1852-2022), según se ha visto. En este mismo medio hay que destacar el brillante discurso inaugural del Congreso Nacional de Toledo de 2007 en el que, con la consabida elocuencia que caracteriza al Dr. Troyano Viedma, deleitó a la concurrencia con la “Reseña Histórica de la Asociación”. Sin dejar de lado una Biografía de los promotores y fundadores de la A.E.C.O. (1976-1978) y su obra en la Asociación, por poner algún ejemplo sobre la vinculación y atracción mostrados desde un principio en su trayectoria vital como Cronista Oficial.

El anticipo de esta investigación fue presentado oficialmente durante el desarrollo del XXXVIº Congreso Nacional de nuestra Real Asociación, que tuvo por sede las Islas Canarias en el pasado año 2010, bajo el título “Notas para la Historia de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales”. Otro magnífico libro del Dr. Troyano Viedma, con una narración en primera persona por tratarse de uno de los fundadores de la citada A.E.C.O., entre 1976-1978, germen de nuestra realidad, y que obtuvo el título de Real otorgado por el Rey don Juan Carlos I, quien sería nombrado Presidente de Honor de la R.A.E.C.O., comunicado oficialmente el 7 de marzo de 2008 y entregado durante el acto institucional de apertura del XXXIVº Congreso Nacional de Teruel, en el Salón de Plenos de su Ayuntamiento, el siguiente 24 de octubre, organizado por su Cronista Oficial D. Vidal Muñoz Garrido.

Esta posición asociativa de D. José Manuel Troyano Viedma, de pertenencia ininterrumpida desde la primera reunión celebrada en Madrid-Toledo en diciembre de 1976, como cofundador de la A.E.C.O., motivó su nombramiento el 7 de marzo de 2008 como Miembro de Número de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales (R.A.E.C.O.). También, en el XLVº Congreso Nacional de Baeza (Jaén), el 4/X/2019, la Junta Directiva de la RAECO, le otorgó un Diploma: “En atención a su permanente y desinteresada colaboración con la “Real Asociación Española de Cronistas Oficiales”, de la que es Miembro desde su creación, y a propuesta del Secretario General, se acuerda otorgar un RECONOCIMIENTO PERSONAL, para que en todo tiempo conste, al ILMO. SR. D. JOSÉ MANUEL TROYANO VIEDMA”. Título y distinción que serían acrecentados en la Asamblea General Ordinaria del 27 de noviembre de 2021, celebrada durante el desarrollo del XLVIº Congreso Nacional de Avilés (Asturias), en la que la Junta Rectora de nuestra Real Asociación propuso su nombramiento como Miembro de Honor y que fue aprobado por

aclamación de todos los asistentes. Un acicate para continuar el camino emprendido por la misma senda, como todos deseamos.

Asimismo, ha dejado constancia sobre las magníficas relaciones de nuestra Real Asociación con la Administración y sus Instituciones, como la firma del acuerdo con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el 16 de octubre de 2014, para impulsar la presencia de Cronistas Oficiales en los municipios españoles, y nombramientos que efectivamente se han visto incrementados. Sin faltar las conexiones con los Cronistas Hispanoamericanos, y en especial la firma de un convenio de colaboración, en el Congreso Nacional de Burgos de 2016, con la Federación Nacional de Asociaciones de Cronistas Mexicanos, con intercambio Cultural y participativo en los Congresos Nacionales de ambos países.

Como han podido comprobar se trata de una obra magistral dedicada al conocimiento de la realidad de los Cronistas Oficiales de España, para general constancia de la sociedad actual y de las generaciones venideras. Una crónica pura, sin ambages, ni florituras, que va directa al grano y forjada a lo largo de los años con la precisión y buen hacer de tan señalado como estimado Cronista Oficial, el Ilmo. Sr. Dr. D. José Manuel Troyano Viedma, al que reitero mi agradecimiento por su extraordinario legado al tiempo de felicitarlo por tan singular edición”.

FUENTE: J.M.T.V.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje