LES HISTORIES DE FIDAGO-MATANZA Y POTE

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

Días de enero fríos y soleados, nieve en los altos , luna en menguante…condiciones ideales para la matanza del gochu (cerdo) , con costumbres y tradiciones ya perdidas porque la modernidad exige otras características de sacrificio y de garantías sanitarias.

Yo les contaba hace unos días como en la cena del día de matanza la SOPA DE FEGADU (hígado) era plato obligado. Pero , ¿ y al día siguiente?

Les cuento :

El cerdo , ya abierto en canal y extraídas sus vísceras, permanecía durante una noche colgado en cruz al oreo del aire y de la helada. Al día siguiente lo descuartizaba («despostaba») el matarife (en general, «un curiosu» hábil) para separar las piezas para salazón (jamones , lacones , etc ) y las que se destinaban a chorizos , lomo , sabadiegos , botillos, choscos….

Labores , estas últimas , responsabilidad de las MONDONGUERAS , mujeres expertas en preparar el picado , adobado y amasado de las carnes para los embutidos.

¿Y qué se comía (mediodía) en esta ocasión?

La tradición «obligaba» a un sustancioso POTE DE BERCES elaborado con un «compangu frescu» de los «recién preparados » ( morcilla , chorizos , huesos de costilla , tocino…).

Un POTE sin más aditamentos que los citados y , eso sí , unas patatas «de casa» escachadas en trozos medianos.

Bueno , bueno, bueno…

Pues hoy , en enero con sol y con frío de «xelada» , en CASA PRUDO ( que es la mía) vamos a degustar un sabroso, caliente y picantin POTE DE DIA DE MATANZA.

Lo preparamos ayer para un tranquilo reposo del guiso.

Así lo hicimos :

.- Picamos en menudo un buen manojo de «berces»de Colunga , muy tiernas y de hoja lisa.

También pelamos y troceamos unas patatas que, junto con las berzas , bien lavadas , llevamos a una cazuela.

.- Añadimos 2 morcillas , 2 chorizos , un buen trozo de tocino, un trozo de llacón un trozo de costillar , y agua sin llegar a cubrir.

.- Dejamos cocer a fuego moderado hasta lograr un punto de carnes tiernas , patatas bien cocidas pero enteras y caldo ligero.

No , no agregamos fabes. Eso es «complemento de lujo» para días de fiesta y para guisanderia de alta escuela.

¿Y se servían más cosas después del POTE?

¡ Pues claro que sí!.

La tradición exigía «unos filetinos de «adobu» (lomo adobado) con patatines frites».

Como postre , «brazu gitanu» y arroz con leche

Finalizada este «almuerzo tan ligero» siempre habrá alguno que diga :

.- ¡ Qué fartura! Comí como un cura

Y otro añadirá:

-Querrás decir «como un gochu»

Y un tercero apuntará :

– ¡ Da lo mismu , da lo mismu!

FUENTE: https://www.facebook.com/LesHistoriesdeFidalgo

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje