LUJOS DE ESPAÑA

POR FRANCISCO RIVERO DOMÍNGUEZ, CRONISTA OFICIAL DE LAS BROZAS (CÁCERES)

Se piensa que Francia ofrece tradicionalmente lujo, que el diseño ha de ser italiano o los procesos industriales de Alemania, por eso en el libro “Lujos de España”, editado por el extremeño Luis Sánchez Bardón, propietario de la empresa Golden, se refleja que tenemos un lujo genuinamente español que triunfa en el mundo y conquista los mercados exteriores.

Así se habla de los tapices de la Real Fábrica en la ciudad de Madrid, muchos de ellos con diseño de Goya; las porcelanas de Lladró, que se venden por todo el mundo, el fino cristal de la Granja, en la provincia de Segovia; la cerámica de la cartuja de Sevilla, los mármoles de Macael, las joyas de Carrera y Carrera, Ansorena o Suárez; los tejidos de Rafael Catalá o los bordados de Foronda, Loewe o Pronovias y Manolo Blahnik, sin olvidarse de la cocina del famosísimo cocinero número uno del mundo Ferrán Adrià, el jamón ibérico de patanegra de Extremadura o de Huelva, el queso de la Torta del Casar, el caviar de Riofrío, un pueblo del interior de la provincia de Granada y que se llega a vender hasta en Rusia, los vinos de Vega Sicilia o los aceites de diseño.

 En el campo del turismo, en el que España es líder mundial, se puede hablar del transporte turístico en el tren del Transcantábrico, que circula por el norte de España o el Al Ándalus, un lujo de tren por Andalucía, sin olvidarse de la cadena hotelera de los Paradores de Turismo, creada en 1928 y que ocupa castillos, palacios, monasterios o edificios nobles y artísticos de la vieja España, así hoteles como el Ritz, el Palace, o el Four Seasons, en Madrid o los balnearios que se distribuyen por todo el país.

España es un país de lujo. En España vivimos unos 45 millones de personas, pero nos visitan más de 85 millones de turistas procedentes del extranjero vienen a verlo, conocerlo y visitarlo en paz y tranquilidad a través de las empresas que venden sueños e ilusiones, convirtiendo sus obras de calidad en sensaciones privadas.

El español Enrique Loewe define el lujo español “como una mezcla de muchos contrastes, con sobriedad y pasión, luz y color. El lujo es refinamiento, es historia, es cultura, es señorío”.

FUENTE: https://pacorivero.blogspot.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje