CRÓNICAS DE ZACATECAS. SOLEMNIDAD DEL MARTIRIO DE SAN JUAN BAUTISTA

POR MANUEL GONZÁLEZ RAMÍREZ, CRONISTA DE ZACATECAS (MÉXICO)

Lo expresamos con arte… Hoy, 29 de agosto, se celebra la solemnidad del martirio de San Juan Bautista.

Por este motivo, este próximo fin de semana se realizará en su honor la tradicional #Morisma de #Bracho de #Zacatecas. Será del jueves a domingo. Y en esta ocasión está dedicada quien fuera el primer Cronista de esta festividad: el maestro Felipe Escobar Galicia (qepd).

Les comparto una obra de arte del siglo XIX, época en la que inició esta fiesta en Zacatecas en la modalidad en la que hoy se efectúa.

Es una obra pictórica de Gustave Moreau, cuyo título es “La aparición” (1876).

Técnica: Acuarela Período: Simbolismo Ubicación: Museo de Orsay, Paris

Análisis:

«La Visión» de Gustave Moreau es una obra icónica del movimiento simbolista francés, que captura la complejidad emocional y el misticismo característicos de este estilo artístico. La pintura presenta a Salomé, la hija de Herodías, en un momento trascendental después de haber realizado su danza seductora para Herodes, que le valió el premio de la cabeza de San Juan Bautista.

La composición se despliega en un ambiente surreal y arquitectónico, donde las estructuras parecen como grabados yuxtapuestos en capas. Moreau fusiona elementos ornamentales de diversas culturas, como el budismo, lo fenicio, lo románico y lo bizantino, creando un collage visual que refleja la riqueza cultural y espiritual del mundo.

En primer plano, Salomé emerge semidesnuda, vestida con velos sutiles que insinúan su sensualidad y su rol como figura provocativa. Al fondo, en la penumbra, está el verdugo con su espada, a sus pies el corcel de plata. Sentados en posición ascendente al lado de Salomé están un laudista, Herodías y Herodes Antipas. La delicadeza de su representación contrasta con la brutalidad de su acción, lo que evoca su papel como seductora y portadora de la cabeza decapitada de San Juan Bautista. A través de esta escena, Moreau explora la dualidad entre la tentación y el remordimiento, entre la belleza y el horror.

Herodes, retratado como un rey persa, se encuentra detrás de Salomé, observando la escena. Su presencia agrega un aire de opulencia y poder a la obra, subrayando su participación en la trama bíblica. Delante de ellos, la cabeza de San Juan Bautista aparece en una especie de éxtasis flotante, con un halo de santidad que sugiere su conexión con la figura de Cristo.

La obra es una amalgama de influencias visuales y culturales. Moreau incorpora elementos de la estampa japonesa, como la aureola que rodea la cabeza de San Juan, y rinde homenaje a la famosa escultura de Benvenuto Cellini que representa la cabeza de Medusa. Además, la arquitectura del entorno ficticio se asemeja a la Alhambra de Granada, con su exuberancia y ornamentación detallada.

Mediante la combinación de elementos religiosos, culturales y estéticos, «La Visión» se convierte en un crisol de significados y emociones. Moreau utiliza la técnica pictórica para explorar temas como la dualidad, el remordimiento y la interacción entre lo sagrado y lo profano. La obra trasciende el mero relato bíblico para sumergir al espectador en un mundo de símbolos y sensaciones, invitando a la reflexión sobre la naturaleza humana y espiritual.

FUENTE: https://www.facebook.com/maguito.96

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje