DEJARON HUELLA: DOLORES RIVILLA Y JUAN FRANCISCO EXTREMERA, DEPOSITARIOS HONORARIOS DE LA COFRADÍA DEL CRISTO DE CHIRCALES.

POR JUAN INFANTE MARTÍNEZ, CRONISTA OFICIAL DE VALDEPEÑAS DE JAÉN (JAÉN)

Dolores y Juan Francisco nacieron en 1916, “entre banderas” (tal y como a ellos les gustaba decir a ellos). Dolores, en la calle Bahondillo, en la casa de sus padres (entonces sede de la Cofradía de Jaén) y Juan Francisco, en la calle Las Parras, en la casa de su abuelo Francisco Extremera (entonces Depositario de la Cofradía de Valdepeñas). Contrajeron matrimonio en 1944, y desde el primer momento ayudaron al padre de Juan Francisco, Francisco Extremera, con el que convivían, en las tareas de Depositario y Tesorero de la Cofradía. En 1965, y tras la muerte de su padre, Juan Francisco es nombrado Depositario, cargo que desempeñó hasta 1994.

Durante 30 años la casa de Dolores y Juan Francisco, en la plaza de la Almadrá, fue la Casa de la Cofradía. Allí han cuidadaron y custodiaron banderas y gallardetes, cetros y demás enseres. Su casa fue punto de encuentro y partida de los desfiles procesionales. En 1994, coincidiendo con la celebración de sus Bodas de Oro, la Cofradía los nombró, en agradecimiento a toda una vida de entrega al servicio del Cristo y de su Cofradía y por su ejemplo de esfuerzo, humildad y sencillez, Depositarios Honorarios a Perpetuidad.

Muchas fueron las complicidades y coincidencias de esta pareja a lo largo de sus paralelas vidas: nacieron el mismo año, vivieron por y para el Cristo, y ambos fallecieron en julio de 2001, con una diferencia de veinte días.

(En 2005 tuve el honor de pronunciar el XVI Pregón de la Romería que dediqué a distintas personas que, a lo largo de la historia, habían servido al Cristo de Chircales. En este primer texto, nuestro recuerdo lo dedicamos a Dolores Rivilla y Juan Franciso Extremera, Depositarios Honorarios de la Cofradía).

FUENTE: https://www.facebook.com/juan.infantemartinez

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje