CRÓNICA DE ZACATECAS: 30 AÑOS COMO PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD

POR MANUEL GONZÁLEZ RAMÍREZ, CRONISTA DE ZACATECAS (MEXICO).

Cerro de la Bufa

Hoy, se cumplen 30 años de la declaratoria de Zacatecas como Patrimonio Cultural de la Humanidad pero… también es el Día Internacional de las Montañas. Les comparto un video y una leyenda de cómo surgió el Cerro de La Bufa.

La leyenda del Cerro de La Bufa.

Según cuentan los abuelos, en un hermoso y pintoresco picacho cercano a las Minas de Zacatecas, vivía una bella joven que solía salir los jueves festivos de cada año hasta el camino más cercano.

Aquí le pedía a cualquier caballero que viera que la llevara entre sus brazos hasta la Parroquia Mayor de la Ciudad, concretamente al altar mayor de este templo.

De hacerlo, el hombre podría voltear a ver hacia la ciudad y ver cómo esta renacía de nuevo toda envuelta de plata, como lo fue en algún momento de su historia.

La mayor parte de este tesoro, por supuesto, sería para aquel que lograra la hazaña. Esto se debía a que la joven estaba bajo el efecto de un hechizo, el cual sólo podía romperse con esas condiciones tan específicas.

Es de señalar que esta leyenda parte de la imaginación de las personas de Zacatecas, quienes siempre tienen una historia para contar. No es de extrañar entonces que la historia cuente con grandes tesoros y hermosas jóvenes núbiles, pues todas las grandes historias tienen estos elementos de una u otra forma. Además, la historia está sustentada en la larga tradición minera de la región, conocida por sus grandes reservas de plata. Pero sigamos pues con el relato.

Para romper el hechizo que tenía la joven, no sólo era necesario que el caballero la llevara sobre sus brazos sin bajarla en ningún momento —debe tenerse en cuenta que la distancia a recorrer era larga, por lo que esta mera actividad exigía mucha fuerza—, sino que además debía caminar siempre hacia adelante sin volver la mirada hacia atrás a pesar de que escuchara voces que lo llamaran o extraños ruidos que picaran su curiosidad.

Este esfuerzo tenía su recompensa: la joven era demasiado hermosa, por lo que aquel que se ofreciera a cumplir con su requerimiento podría pasarse todo el camino viéndola a sus tiernos ojos. Sin embargo, si el caballero volvía la mirada hacia atrás, como estaba prohibido, ella se convertía en una terrible serpiente que terminaba devorándolo.

Sabiendo todo esto, la oferta es muy tentadora, ¿no? Una joven preciosa y la oportunidad de amasar una gran fortuna con un solo día de esfuerzo. Aunque, de igual forma, es muy peligrosa, pues se puede perder la vida en el intento.

Por todo ello, el hombre que quiera cumplir esta misión debe ser alguien fuerte y centrado, con una gran fortaleza tanto física como mental. Aun así, pese a que la leyenda existe desde hace cuatro siglos en Zacatecas, nadie ha podido llevarla a cabo. Así, cada persona remite esta historia de generación en generación, hasta que aparezca en el cerro el caballero indicado.

Otra versión de la leyenda cuenta que en una ocasión uno de los jóvenes que se atrevió a someterse a tan dura prueba, al ir muy aventajado, volteó hacia atrás al escuchar lamentos y aletear en torno suyo… Y la terrible maldición se hizo presente, la mujer se transformó en el Cerro de La Bufa y él, en el Cerro del Grillo.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje