LES HISTORIES DE FIDALGO. COME PATATINES , MONU….

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

Eran años de posguerra , de racionamiento , de escanees… Colunga , como municipio , albergaba unos 7 000 habitantes y la villa capital superaba los 1 200. Había poco dinero y sin embargo se detectaba una notable actividad industrial y comercial. Había fábrica de sidra champanizada , varios lagares , fábrica de chocolates., buenos comercios, relojerias-joyerias , importante actividad pesquera e industria conservera…

¡Ah! Y cuatro carnicerías: La de la Luz «de Pepon» , la de Anselmo Cueto , la de Ramón Junco y la de Leonides Quintanal » la Leo».

Todas tenían su clientela , especialmente los jueves (días de mercado) , las visperas de fiesta y los tiempos de enfermedades para cuidar a los enfermos con caldos y filetinos de ternera (antes se decía «unes rajines».)

Pues les cuento dos cuentinos.

1.- Estaba un paisano , fumador y aficionado al vinin, con una fuerte gripe. Vino el médico a visitarle y la esposa le decía al doctor que había que prohibirle el tabaco y el alcohol.

El médico aconsejaba una alimentación ligera y nutritiva como caldos calientes , unos filetinos a la plancha , un pescadin cocido..

Y la mujer, venga insistir con lo del tabaco y el vino.

Fue entonces cuando el buen hombre, sacando fuerzas de flaqueza , zanjó la cuestion con esta orden : «¡ Calla la boca, muyer y ATENDI PA LO DE LA CARNE !».

2.-Eran tiempos de invernia y una mujer , campesina, compró en la carniceria 1/4 kg de carne y un hueso para guisar unas patatas.

Preparo el guiso , muy sabroso , y a la hora de servir la comida a su marido y a su hijo , advirtió: » ¡Nenu , tu come patatines, monu , que la carne ye pa papa! «. Bueno , bueno , bueno…

Pues hoy , 11-enero- 2024 , amaneció el Sueve con una nevadina que cubre hasta la «línea Cordobana-Libardon» y con un veintin «que ayuda al fríu».

Motivos más que suficientes para guisar unes patatines bien complementaes con un sofrito de cebolla , pimiento , ajo y pimentón , mejor suplementadas con una buena carne de ternera asturiana y zanahoria y bien cristianizadas con un bautismo de vino blanco EL Trasgu.

Y como en Casa Prudo hoy somos dos , la carne la repartiremos entre «papa y mama». ¡Ojo! Observen que no pongo acento en papá ni en mamá. Vean la foto de mis patatas antigripales A (N1H1)

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje