DON PEDRO LÓPEZ MOLINA, ES EL HERMANO COFRADE NÚMERO 1 DE LA COFRADÍA DE SAN JOSÉ OBRERO DE BEDMAR.

POR JOSÉ MANUEL TROYANO VIEDMA. CRONISTA OFICIAL DE LA VILLA DE BEDMAR (JAÉN).

D Pedro López con su familia

 Don Pedro López Molina nació en Bedmar el 12 de febrero de 1934 en la calle Pozuelo. Entró en la Cofradía/hermandad del Señor San José Obrero de Bedmar, tras la realización de la primera comunión y una vez reconstituida la Hermandad en 1943, de la que su padre, de profesión albañil y a quien acompañaba de la mano a la Fiesta y a la Procesión, asistiendo por vez primera a una fiesta en casa de Francisco Chamorro Peñas “Paco el Juez”.

De joven, tras pasar por la Escuela Pública, ayudaba a su padre hasta que llegó la hora de hacer el Servicio Militar, tras su entrada en Quinta de 1955. Realizó su servicio militar en Campo Soto, Cádiz, donde dada su capacidad se convirtió en cabo de Transmisiones, despertando el interés y aprecio de sus superiores, pues era capaz de nombrar a una compañía de memoria y distribuir las faenas que cada uno de los soldados había de desarrollar.

Pues bien, a día 22 de septiembre de 2023, conserva esa gran memoria y describe su vida con gran pasión y entusiasmo que asombra a quien le escucha, en esta ocasión a Juanito “Facho” -o “Fachetti”, por lo bien que juagaba al fútbol en el mítico campo de fútbol del Pelotar- de 74 años y que nos acompañó durante la Entrevista, para honrarle con motivo de ocupar el número 1 de la Hermandad de San José Obrero de Bedmar, cuya Fiesta ha realizado en tres ocasiones: la primera, recién casado; la segunda, en plena madurez y la tercera; en este siglo XXI y aún acompañado de su esposa Dª. Marina Medina Martos, con la que contrajo matrimonio civil y canónico en la Iglesia Parroquial de la Asunción de Nuestra Señora, siendo Párroco, D. Antonio Rodríguez Fernández, el 27/XI/1960. De su matrimonio nacieron dos hijos: Manuel -Hermano de San José Obrero, para continuar la tradición- y Juana. Enviudó D. Pedro en 2012.

Tras su nacimiento, D. Pedro fue inscrito por su padre D. Manuel López Viedma (Bedmar, 1904) el 14/II/1934 en el Registro Civil de Bedmar, fruto de su matrimonio formado con Dª. Juana Molina Cárdenas (Bedmar, 1907), de profesión del campo y albañil, y de sus labores, respectivamente. Es nieto por línea paterna de D. Pedro López Adán y de Dª. Carmen Viedma Caballero, viuda en 1934 y por línea materna de D. Sebastián Molina Viedma y de Dª. Ángela Cárdenas Caballero, todos ellos naturales de Bedmar. Dicha inscripción la realizó ante los testigos D. José Rodríguez Romero, con domicilio en la C/. Pililla y D. Juan Rodríguez Ortiz, con domicilio en la C/. Obra Pía y siendo Juez Municipal de Bedmar, D. Francisco Chamorro Peñas y Secretario del Registro Civil, D. Salvador León Cárdenas Muñoz.

Con respecto a su trabajo en el seno de la Cofradía he de señalar como el 2/V/1975 fue elegido por la Asamblea General Ordinaria para formar parte de la Comisión que habría de redactar el nuevo Reglamento de la Cofradía del Señor San José Obrero.

Su vida profesional, hasta su jubilación, se fundamentó en la albañilería como Maestro, contando como oficiales, entre otros, a: Juan Villa; Diego “el de la Posá”; Vicente “Sardina”; Pedro “el Rubio”, etc., a lo largo de más de 40 años, aunque a finales de los años 60 del siglo XX, emigró a Lausana (Suiza), como tantos otros Bedmarenses.

Hoy, ocupa el número 1 de cofrade de la Asociación Cívico-Religiosa de San José Obrero de Bedmar, pero he de señalar que en 1994 ya ocupaba el puesto nº 19 y en 2008, el nº 11, destacando de él su devoción a San José y recordar con nostalgia la veces que ha recibido la horquilla en la Plaza del Ayuntamiento y al año siguiente el  Báculo de Hermano Mayor, así como la fiestas a las que ha asistido, tanto en las casas de los Hermanos, como en los distintos salones de la localidad y siempre pensando en que la próxima fiesta, que se inicia el domingo anterior, con la invitación de los Hermanos Mayores a los componentes de la Cofradía, el día de las Confesiones y la tradicional lumbre de San José, seguida de la copa de vino ofrecida por los Hermanos Mayores.

La Diana floreada a los Hermanos Mayores el día 1, la Fiesta litúrgica y lúdica, tras la anterior y por la tarde la Procesión de San José Obrero por las calles de Bedmar, donde aparece en el centro de la foto que se publica, junto a toda su familia. La Misa de Difuntos por los Hermanos fallecidos el día 2 y la cena de los Hermanos con sus esposas y/o novias… Y siempre con un pensamiento muy claro, que pronto haré la 4 Fiesta, según nos señaló D. Pedro … ¡Y que nosotros la veamos! Muchas gracias, Hermano, y recibe la más cordial enhorabuena por detentar el número 1 de la Hermandad, en nombres de toda la Cofradía del San José Obrero.

¡Enhorabuena por haber llegado hasta aquí y que nos veamos muchos años en los actos religiosos que en honor de San José celebramos en la villa de Bedmar! ¡A por la 4ª Fiesta!, como bien señalas.

FUENTE: J.M.T.B.

 

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje