LAS INVESTIGACIONES DEL CRONISTA.

POR ÁNGEL RÍOS MARTÍNEZ, CRONISTA OFICIAL DE BLANCA (MURCIA)

En las tierras bañadas por el sol de Murcia, donde la historia se entrelaza con la poesía, nació Alfredo Trigueros Candel el 22 de enero de 1884, en la pintoresca Blanca del Valle de Ricote. Hijo de Rafael Trigueros e Isabel Trigueros Candel, su vida se convirtió en un canto a la pasión por las letras y el periodismo. Alfredo, un alma dedicada a la pluma y las palabras, nunca doblegó su corazón al compromiso del matrimonio. En cambio, dedicó su existencia a la escritura y el periodismo, junto a su hermano Luis, propietario de un molino en Ricote y una fábrica de majar esparto en Blanca.

En su hogar, ubicado en la Plaza de la Iglesia, resonaba la música del piano de su hermano, y las estanterías se abarrotaban de libros y periódicos, testigos mudos de sus innumerables travesías literarias. No solo era un maestro de la pluma, sino también un creador prolífico de zarzuelas.

En la quietud de su hogar, escribió numerosas obras literarias y poéticas, tesoros guardados celosamente por sus familiares. Estas joyas literarias, casi todas aún inexploradas en las bibliotecas de Murcia, ahora se presentan ante nosotros gracias al cuidado y amor de quienes preservaron su legado.

El cronista de Blanca no cesa en sus investigaciones y gracias a esta labor, las obras de Alfredo volverán a ver la luz poco a poco. Continuamos con nuestra tarea de transcribir los manuscritos de las comedias y zarzuelas de este dramaturgo y poeta. Actualmente, nos encontramos en el tomo X.

FUENTE: https://www.facebook.com/profile.php?id=100015585155560

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje