NIEVES LÓPEZ PASTOR, UNA EGABRENSE EN LA HISTORIA DE VILLANUEVA DEL ARZOBISPO. PREMIO JUAN VALERA EN 1955

POR MANUEL LÓPEZ FERNÁNDEZ, CRONISTA OFICIAL DE VILLANUEVA DEL ARZOBISPO (JAÉN)

libro

Lectura de la convocatoria del Premio de Novela, “Juan Valera”, y una charla para alumnos de 2º curso de ESO, del I.E.S. “Nieves López Pastor”, que participan en el proyecto “Vivir y sentir el Patrimonio”, coordinado por la profesora, Celia Alcántara. Con ellos inicié un recorrido por la vida de la persona que da nombre al Instituto.

Biografía de Nieves López Pastor

Nació en la localidad de Cabra el 8 de abril de 1901. Consigue terminar el Bachillerato en el Instituto de Cabra. Cursa en Madrid estudios de Derecho y Licenciatura de Filosofía y Letras- Sección de Historia. Realiza como tesis “La mujer en la obra de Séneca”. Obtiene el título de Taquígrafa en la Escuela Central de Madrid.

Nombre IES

Llega a Villanueva del Arzobispo en el curso 1946-47. A su llegada es nombrada responsable de la Biblioteca, que compartía con su enseñanza de Literatura, Arte y Filosofía, en el Colegio Municipal, de Segunda Enseñanza, “Nuestra Señora de la Fuensanta”.

Ayuda a numerosos alumnos, con escasa economía, cuyas familias no podían comprar libros, ni pagar la cuota mensual del colegio de Segunda Enseñanza. Se convocan Becas de Estudio. La enseñanza aquí era sinónimo de garantía de aprobados.

Su dedicación histórica. Escribió una obra, sin publicar “Aportación a una posible historia de Villanueva del Arzobispo”. Entre sus capítulos destacamos: El apellido Vélez, continuación de las obras de San Andrés… Larga es la publicación de poemas, obras de teatro, “Doña Jimena”. “La capa de San Martín”, Novela; cuentos, sonetos a casi todos los personajes de la obra de Valera. Sonetos a infinidad de escritores de todas las épocas: Cervantes, Santa Teresa, Quevedo, Góngora, Machado… Autos de Nacimiento, Romance a la Custodia de Baeza, La Virgen de la Sierra, La Virgen de la Fuensanta…Colaboró en las distintos periódicos, La Opinión y El Egabrense y varias revistas hispanoamericanas. Participó junto a otros poetas egabrenses, Juan Soca, Ángel Murillo, Antonio Luna, Manuel Serrano, Manuel Chacón…, en el libro de poesía “Ala al viento”.

Aún se puede recordar la figura de doña Nieves paseando por las calles de Villanueva. Su largo traje negro, su pelo blanco, sus ojos azules, su cigarrillo, sus tertulias en al Bar Segarra, su regreso a la pensión acompañada de los alumnos, que estudiaban Magisterio o Comercio por libre, junto a los de bachillerato.

En 1955 con motivo de la celebración, por los “Amigos de Juan Valera”, del cincuentenario de la muerte de este escritor, obtiene el primer premio con el tema en prosa, de ambiente cordobés “Narraciones “, y un accésit en otro trabajo en verso. Con motivo de la concesión de este premio, se celebraron interesantes veladas literarias en Cabra y Villanueva.

En una carta Gabriela Mistral, desde París, en los años 30, le dice: “hay en usted una pasión de servir que me conmueve. Así era yo a su edad, usted me recuerda una criatura que fui yo misma. Me acuerdo siempre de usted que realiza un viejo sueño mío tener profesión y oficio… Me despido como una vieja amiga de usted. Gabriela Mistral. Contó con la amistad del poeta Hernández Catá, al que dedicó un soneto a su muerte.

Una de sus mayores alegrías fue su sencillo pero masivo homenaje que se le tributó el 8 de septiembre de 1973 en el “Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta”.

Muere en Úbeda, el 23 de marzo de 1978, mientras las procesiones iniciaban entre tambores y trompetas su salida a hombros de la Expiración.En 1991, nace una Asociación Cultural, en Villanueva, que lleva su nombre.

El día 30 de abril de 1993 en un pleno del Ayuntamiento se acordó otorgar el nombre de Licenciada Nieves López Pastor, a una calle de nuevo trazado, cercana a la parroquia de San Andrés.

Inaugurado en 1994 el nuevo IES, al poco tiempo se le otorga el nombre de Nieves López Pastor. En aquella velada, juntos los alcaldes de Cabra. José Calvo Poyato, de Villanueva. Constantino Arce Diéguez, Inspector, Antonio Tornero, la Directora del Centro, Ana María Segarra, y cronista de la localidad, Manuel López, se hizo un recorrido por la vida de Doña Nieves y se habló de un proyecto de publicar, una selección de sus obras, que no se llegó a realizar.

Su vida fue de sembradora, su aspiración nos dice es “Sembrar. Que mi grano de arena esté en su sitio y se acerque en su sitio a lo que debe ser”. A su muerte, de su testamento extraemos parte del texto: “Fueron mis padres Antonio López Solas y María de la Sierra Pastor Aguilera, a quienes debo todo cuanto soy y tengo eterno amor y eterna gratitud. Soy creyente (cristiana, católica) y en ello persevero.

Pido perdón a todos: a mis padres por cuanto haya podido faltarles. Declaro no ser enemigo de nadie, doy gracias a Dios por no haber hecho daño a nadie. Ruego a mis discípulos y alumnos que perdonen mis faltas y deficiencias y me sigan dando su amor y recibiendo el mío.

Amo la libertad y considero a todos iguales y los quiero como hermanos .Declaro que gracias a Dios, soy pobre y que nunca ni con nadie he actuado por lucro”. Noviembre de 1976

Cabra y Villanueva del Arzobispo se encuentran unidos por la vida y obra de esta gran mujer, que se llamó y a la que recordamos, Nieves López Pastor.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje