MIÑUELOS Y JUANGUILLAS, ENTRE ASTURIAS Y LA RIOJA

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

1620584_586923334729560_1220299024_n

Un gran amigo riojano, escritor y estudioso de la cocina de su tierra, Eduardo Gómez, acertó en despertar en mí el gusanillo de la curiosidad respecto al costumbrismo culinario de su comarca; gusanillo que me condujo a descubrir unas grandes semejanzas entre diversos platos asturianos y riojanos.

Así, por ejemplo, estuvimos en un afamado restaurante logroñés -La Merced- donde su dueño nos ofreció un «plato de su invención» consistente en unos PIMIENTOS RELLENOS DE MANOS DE CERDO.

Se sorprendió cuando exclamé: ¡Coño! Esa preparación, según testimonia Dionisio Pérez, Post Thebussem, en Guía del Buen Comer Español (Madrid 1929), se debe a un cocinero avilesino llamado Francisco Díaz.

Tuve que enviarle una fotocopia del texto para que me creyera.- Bueno, pues algo parecido me sucedió con las JUANGUILLAS riojanas de Quel, villa de la subcomarca de Arnedo, al comentarle a Eduardo:» Ignoro el origen de esta dulcería, pero por el occidente-sur de Asturias (Tineo, Cangas del Narcea, Ibias, Degaña, Los Oscos., Grandas de Salime…) existe una dulcería similar llamada MIÑUELOS o BUÑUELOS DE LECHE. Probablemente miñuelos y juanguillas deban su invención al clásico ahorro-aprovechamiento de sobras, tan propio de monasterios y conventos.

Nilda Álvarez Magadán, boalesa de Doiras, ya fallecida, me decía: «Los daban de postre en las fiestas, y como son muy sabrosos, se hacían con especial interés en Nochebuena, en Carnavales y cuando había mayada, esfoyaza y filandones».

Por Tineo los hacen así: Remojan pan migado («asentado » de dos o tres días) en huevos batidos, rebajados con un poco de leche, hasta tener una masa consistente y jugosa. Pequeñas porciones de esta masa (como panecillos pequeños) se fríen en aceite y después se pasan a una cacerola con leche hirviente azucarada y aromatizada con canela y ralladura de limón. Cuecen a fuego manso durante una media hora y se sirven en fuente bañados con la leche de cocción.

Ya lo saben: MIÑUELOS PARA LOS CARNAVALES DE ASTURIAS.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje