ANTONIO VERDÚ, CRONISTA OFICIAL DE JUMILLA (MURCIA), EXPLICA LAS DIFERENTES FASES DE LA CONSTRUCCIÓN DEL TEATRO VICO

vico_jumi_1

vico_jumi_2

vico_jumi_3

vico_jumi_4

Antonio Verdú, Cronista Oficial de Jumilla, dio una conferencia en Cajamurcia en la que habló sobre la historia de la construcción del Teatro Vico de Jumilla: cómo y cuándo empezó a construirse, el estreno del mismo así como algunos arreglos que se hicieron posteriormente.

La construcción del Teatro Vico se dividió en cuatro fases. La primera fue en 1867, cuando surgió un grupo de jumillanos que quisieron construir un teatro particular con su propio dinero para que Jumilla tuviese un lugar digno donde representar las obras que había entonces

Cuando se pusieron a buscar socios, se dieron cuenta de que no podían reunir el dinero suficiente para hacer frente a los costes que supondría esta construcción. Tenían permiso del gobernador y un proyecto pero les faltaba el aporte económico.

Después, cuando el Ayuntamiento vio que estos jumillanos no podía seguir adelante con este proyecto y asume el coste de esta construcción, ya que esta era una época de crisis y el pueblo estaba pasándolo mal, así que aligeran las obras para dar trabajo a muchos desempleados, sin embargo, sólo lograron construir los cimientos.

En la tercera fase, en el 1873 con la I República vuelven a intentar continuar la construcción pero se quedan otra vez sin concluir. Ya en 1881, cuando el pueblo ya tiene dinero, emprenden otra vez la construcción y en el año 1883 se inaugura finalmente y se representa “La Tempestad” de Ramón Carrión y Ruperto Chapí, con el tenor Lacarre, el barítono Bueso, el bajo Miguel Soler, y las tiples Nadal y Latorre.

El nombre de Vico se le asignó en 1890, por la importancia que tenía Antonio Vico, actor de fama internacional.

A través del tiempo, el Teatro Vico ha sufrido diversas reparaciones, en 1920, 1953 y en el 1991 cuando definitivamente se hizo el arreglo actual y vino la Reina Doña Sofía el 25 de abril de ese año a la reinauguración del mismo.

Una de las anécdotas que recordó Antonio Verdú sobre el Teatro Vico es que al poco tiempo de inaugurarlo y antes de finalizar el siglo XIX tuvieron que arreglar el teatro porque se hundía el tejado.

Publicada el 28 febrero 2014 / Archivado en Actualidad, Cultura, Destacadas / El Eco de Jumilla.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje