AMADOR MENÉNDEZ LLAMA A DISFRUTAR DEL «ARTE Y LA CIENCIA» DE LA BUENA MESA EN LAS REGUERAS (ASTURIAS) • EL CIENTÍFICO PREGONÓ LAS JORNADAS DEL POTE Y EL PITU DE CALEYA

EL ACTO SE CELEBRÓ EN EL RESTAURANTE LA MANDUCA, EN PRESENCIA DE LA CRONISTA OFICIAL, ROSA RODRÍGUEZ, QUE RECIBIÓ UN APLAUSO POR SU IMPLICACIÓN EN LA DEFENSA DEL MOSAICO DE LA ESTACA

Vicente Herranz, Amador Menéndez y Fernando Álvarez, en el pregón de las jornadas.

De Ortega y Gasset a Leonardo da Vinci, Don Quijote o las sabanas africanas donde nos hicimos humanos, el científico Amador Menéndez hzo gala ayer de sus dotes de divulgador en el pregón de las jornadas gastronómicas del Pote y el Pitu de Caleya, que se celebrará en los restaurantes del concejo del 7 al 10 de febrero, y que este año cumplen veinte años. El acto se celebró en el restaurante La Manduca, en presencia de representantes municipales, de la cronista oficial, Rosa Rodríguez (que recibió un aplauso por su implicación en la defensa del mosaico de La Estaca) y de numeroso público. En la pesa, el presidente de los hosteleros regueranos, Fernando Álvarez, y el concejal de Cultura, Vicente Herranz.

Menéndez, hijo predilecto de Las Regueras, tuvo palabras para recordar sus días de infancia en San Pedro de Nora, y la comida que preparaba su madre, presente en el acto, en un pregón en el que llamó a los vecinos y a los visitantes a seguir los consejos de Leonardo da Vinci y disfrutar de la naturaleza y de la buena comida. Porque, destacó, si en la evolución la comida cocinada fue imprescindible para permitir el crecimiento del cerebro y hacernos humanos, la buena mesa, como la que se podrá disfrutar en Las Regueras, «nos hace humanos felices». Y es que en la cocina, destacó, se unen «la ciencia y el arte», la capacidad de transformar materias primas en platos, y el toque especial de cada cocinero. En Las Regueras, ese toque peculiar podrá degustarse en siete restaurantes que impulsan las jornadas: Casa Dylsia, La Manduca, El Tendejón de Fernando, La Cabaña de Conce, El Quexu, Casa Florinda y Villa Palatina.

Fuente: http://lavozdeltrubia.es/ – Esther Martínez

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje