LA BÚSQUEDA DE AGUA A PRINCIPIOS DEL SIGLO XVII

POR BERNARDO GARRIGÓS SIRVENT, CRONISTA OFICIAL DE XIXONA (ALICANTE)

Partida de Alecua.

Conocemos que durante la edad media y la edad moderna la partida de Alecua era una zona en la que se había encontrado agua y estaba dedicada al regadío:

“Arrenda e per titol de arrendament consedix al honorable Pere Serra, llaurador de la dita vila de Sexona y habitador present y al seus un ort ab una casas contigua a daquell ab un safarig de aygua del rech de Alequa y ab dos pases de aygua del rech de la casa dita dels Plans de la Basa” (Protocolo notarial de Felip Picó de 1594 ,transcrito en el libro de GALIANA CARBONELL, Fernando, (1995).Historia de Jijona ,Jijona, página 297).

Lavadero de Alecua. Inicios del siglo XX.

Del acta anterior podemos deducir que incluso el propio riego estaría regulado, al indicar que al arrendador le corresponden:” dos pases de aygua del rech”.

Sabemos que a finales del siglo XVI el caudal de agua extraído debería ser bastante importante, pues no sólo abastecía a esta partida sino también a las huertas lindantes con el propio casco urbano de la ciudad:

En la calle llamada del Cap del Raval con un trozo de tierra junto con un bancal de tierra sin agua , y dicho trós de terra, “travessa y passa sequia”, que va del Saffarig de Aletqua a regar los horts de Diego Aracil y March Antoni Aracil, que están en los plans de la bassa a la part davall del camí apellat de la Mare de Deu de Lorito”. Esta parte dels plans era parte de la calle de Loreto y lo que hoy es Avenida de la Constitución… (GALIANA CARBONELL, Fernando, (1995). Historia de Jijona, Jijona, página 296.)

Es por ello que a principios del siglo XVII este manantial presentaba signos importantes de agotamiento. Así los principales agricultores de esta partida se vieron en la obligación el de 3 de mayo de 1602 de contratar los servicios de un “ayguader” para que consiguiera aumentar el mermado caudal de la “font de Aletqua” de forma considerable. Es por ello que los regantes decidieron contratar a Pere Miquel, ayguader natural de la ciudad de Mallorca, por cuarenta reales castellanos.

Nacimiento de la font d’Alecua.

Sin embargo, Pere Miquel, persona bastante inteligente, visitó el lugar y solicitó unos 510 reales castellanos, es decir casi 13 veces más que la cifra ofrecida por los jijonencos, prometiendo que el caudal que saldría sería tres veces mayor que el actual y que manaría como mínimo durante un mes. Se ve que la falta de agua debería ser bastante importante, pues los regantes aceptaron las condiciones de este avispado “ayguader”. La cantidad solicitada y las condiciones pactadas demuestran la seguridad que tenía Pere Miquel en obtener el éxito deseado, si pensamos que en caso de fracasar no obtendría nada.

Interior de la mina de la fuente de Alecua.

Pero ¿quiénes eran estos regantes de la font de Alecua? Los datos que poseemos son más bien pocos y están relacionados con el desempeño de cargos públicos en el consistorio municipal. De los once regantes seis de ellos (Felip Pico, Abdon Canto, Baltasar Miquel, Frances Miquel, Bertomeu Aracil y Vicent Bernabeu) desempeñan o desempeñarán cargos de primer orden en el gobierno municipal entre 1601 y 1605. Por lo que podemos indicar que estos regantes son agricultores con un elevado status social.

Lavadero de Alecua.

Probablemente al final pagaron y pudieran disfrutar de un mayor caudal de la font de Alecua, que todavía sigue manando agua.

Fuente: https://bgarrigos07.wordpress.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje