LES HISTORIES DE FIDALGO – ABBA HILARION EN EL SOLRIVERU (COLUNGA). –

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS) 

«Y cómo tienes tu ese libro (se refería a los Apophthemata Patrum) que no lo conocen ni los obispos? , me preguntó don Segundo Fernández, entonces párroco de Colunga.

Y añadió :» Este año te encargas tu de la homilía el día de San Hilarion».

No pudo ser por imprevistos de salud.

1.-Quién fue San Hilarion o, en mejor título, el ABBA HILARION o Hilarion Abad?

Nacido en Gaza (Palestina) en el año 291 e hijo de «familia rica», estudio en Alejandría (Egipto) donde conoció la religión cristiana y, amigo de ABBA ANTONIO ( San Antonio abad), optó por implantar en Palestina la vida eremita monástica siguiendo el consejo del sabio maestro : «Sólo la HUMILDAD puede esquivar todas las trampas que el enemigo dispersa sobre la tierra».

Y se dice que Abba Antonio le despidió con este saludo «Seas venturoso , tu que eres antorcha que ilumina el amanecer».

ABBA HILARION, retornado a Palestina, estableció allí (año 306) un modo especial de vida monástica : cada monje vivía en una cabaña independiente formando entre todas una «colonia» en un recinto cerrado («laura») bajo un mismo director espiritual.

Falleció ABBA HILARION en Chipre en el año 371.

2 – Y por qué ABBA HILARION en el Solriveru colungues?

Les cuento.

Feliciana fue una mujer colunguesa que explotaba , con mucho trabajo y dedicación, una tienda de comestibles a la entrada de Colunga ( viniendo de Gijon), según se sube una cuesta, a mano derecha.

Tuvo varios hijos : Armando , Enrique , Pilar, Consuelo , Esperanza, Conchita.

Pilar, Consuelo y Armando siguieron con la tienda, Conchita y Esperanza se casaron y ENRIQUE ( de nombre ENRIQUE CARAVIA y de apodo, como es costumbre en Asturias, ENRIQUE EL DE LA FELICIANA) emigró a Cuba en sueño de mejor fortuna.

La suerte le fue esquiva y logró sobrevivir gracias a la ayuda que en Guanajay (Pinar del Río) le prestó un sacerdote, de origen colungues, encargado de la parroquia donde se veneraba (y venera) a ABBA HILARION.

Retornado a Colunga, y funcionario del Ayuntamiento en el departamento de Arbitrios y Consumo, quiso (y lo logró) fomentar en su barrio (El Carril – Solriveru) la devoción a ABBA HILARION en recuerdo y gratitud a la protección que en Cuba le prestó su parroquia de acogida.

3.- LA FIESTA.

Se celebra el último domingo de agosto con procesión, misa solemne , subasta de ramos y ofrendas, romería , verbenas, chocolatada, descenso en desca por el río Libardon…

Se la conoce como FIESTA DEL FELECHU (o FELENCHU) porque los «adornos florales» del altar , del quiosco de la música , de la barraca., etc. tenían al HELECHO como «fondo verde».

Durante muchos años colaboré en la misa de celebración y durante muchos años también me responsabilice de la subasta de ramos y ofrendas.

ABBA HILARION fue ejemplo de humildad, de servicio , de fe y de caridad.

Nota. – Fotos del libro citado, de la iglesia de San Hilarion en Guanajay (Cuba) y de la procesión en Colunga, una de las últimas que presidió , ya muy anciano, el coadjutor don Francisco Suárez Bustillo.

Dedico este comentario a dos sacerdotes amigos : don Segundo Fernández Arias y al P. Miguel Angel Gullon O. P. , misionero en Santo Domingo.

FUENTE: https://www.facebook.com/LesHistoriesdeFidalgo/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje