EMISORA Nº 24 DE LA RED ESPAÑOLA DEL MOVIMIENTO

POR ANTONIO LUIS GALIANO PÉREZ, CRONISTA OFICIAL DE ORIHUELA (ALICANTE)

El cronista de Orihuela recoge historia y anécdotas en torno a los pioneros del Club de Prensa, Radio y Televisión de Orihuela y la emisora de radio La Voz de Orihuela.

Queda poco para que se cumpla lo que nos dice el refranero oriolano: «hasta San Antón, Pascuas son», o si queremos «San Antón, las cinco y con sol», cuya fiesta es el 17 de enero y que, desde hace años, se adelanta o se atrasa al domingo más próximo, que en este año de 2023 se celebrará el día 15. Y, ligado a dicha fiesta y al Santo Ermitaño, se celebran los actos de la Real Orden de San Antón de la Ciudad de Orihuela, cuyos orígenes se remontan a aquel 17 de enero de 1964, en cuya mañana, en el Casino Orcelitano se reunían los componentes del Club de Prensa, Radio y Televisión oriolanos para designar a las personas que, por primera vez eran nombradas como Caballeros de San Antón.

Pero, en esta ocasión, nos vamos a detener en el citado Club cuyos miembros eran los encargados de dar a conocer las noticias y acontecimientos acaecidos en Orihuela a través de los medios de comunicación, ya no solo provinciales, sino también a nivel nacional por medio de aquellos que eran corresponsales de agencia. Dicho Club estaba presidido por el alcalde de Orihuela, Luis Cartagena Soriano, que ostentaba la dirección de la emisora de radio local La Voz de Orihuela, número 24 de la Red Española del Movimiento. Junto al primer edil y también pertenecientes a esa emisora: Joaquín Ezcurra Alonso, corresponsal además del diario «Información» de Alicante y director de la revista «Oleza»; José Joaquín Hernández Quixano, José Torres López, José Luis Ezcurra Alonso, Andrés Lacárcel Ramos y José Antonio Espinosa Paredes. Además, de Cayetano López Noguera, corresponsal de la Agencia Cifra; Carlos Hernández Mateo, corresponsal de la Agencia Alfil y Juan Chazarra Pérez, corresponsal deportivo.

Para mí, aquella Radio Orihuela me trae algunos recuerdos de niño y adolescente y anécdotas que oía contar, ciertas o no. Eran los años que en alguna de las emisoras nacionales como la SER, se emitía por las tardes las aventuras de «Diego Valor», «Dos hombres buenos» y «Matilde, Perico y Periquín» con las voces de Matilde Conesa, Pedro Pablo Ayuso y Matilde Vilariño, patrocinada por Cola-Cao, cuyo anuncio nos hacía sentirnos futbolista, nadador, ciclista y boxeador.

Pero, nuestra emisora local tenía su forma de entretener e informar a sus oyentes. Incluso, daba el parte meteorológico que, según me contaban, cuando lo anunciaban introducían un anuncio, mientras que el locutor se asomaba al balcón y al ver el cielo decía que parecía que iba a llover, que estaba nublado o estaba soleado o llovía.

Los sábados en el salón de actos de la emisora se realizaba el programa «Serenata en la noche», en el que participaban artistas locales. Encontrándome presente en uno de aquellos programas se anunció por el presentador Trino José Sánchez que, en esos momentos llegaba para actuar en la emisora «El Príncipe Gitano». La sorpresa de los espectadores que allí estábamos fue grande, cuando todo se redujo a pinchar desde el control un disco del cantante. En uno de los últimos años de la existencia de la emisora, el Orihuela Deportiva que había quedado subcampeón de su grupo de Tercera División se enfrentaba en la promoción de ascenso a Segunda División al Atlético Malagueño.

El partido de ida se jugó en Málaga el 12 de mayo de 1962, en «La Rosaleda» y fue retransmitido en directo por Joaquín y José Luis Ezcurra. Éstos, experimentados en el oficio microfónico, tenían preparado un truco por si algo les fallaba, consistente en narrar una jugada imaginaria a favor de «los escorpiones». En un momento tuvieron que echar mano del artilugio, con tal mala fortuna que estando radiándolo daban a entender que el equipo oriolano atacaba la portería de los malagueños. Pero, de pronto, se escuchó ¡gol! Sin embargo, lo que ocurrió es que habían marcado los locales. El Orihuela Deportiva perdió por tres a uno, y al domingo siguiente volvía a ser derrotado por dos a uno en «Los Arcos». Con lo cual no superó la promoción y volvió a quedar en Tercera División.

Recuerdo de aquella emisora los programas infantiles en los que intervenían José Torres López «El Maestro Piñón», Paquito Martínez Marín y el padre de mi amigo Manolo Cañizares. Allí, con mis pocos años iba a contar chistes y a cantar, y me viene a la memoria que la primera o segunda vez que canté por un micrófono fue la canción de la película «El bayón de Ana” interpretada por Silvana Mangano, pero con la siguiente letra: «Ya viene el negro zumbón/ bailando alegre el bayón/ la chuta Zarra/ y la para Ramallets». Eran los años de «Once pares de botas» con José Suárez, «Los ases buscan la paz» con Kubala y «Saeta Rubia» con Alfredo di Stefano, que nos alimentaba en nuestra afición al fútbol junto con algunos fragmentos de partidos que aparecían en el NODO.

Hace de todo ello unos sesenta o setenta años y nuestra emisora Radio Orihuela nº 24 de R.E.M. que había nacido, en 1952, dejaba de existir el 22 de julio de 1965. Pero, recuerdo otras cosas que narraré en otra ocasión.

Mientras, deseo un buen «arroz y costra» y que «San Antón saque a las viejas del rincón» y haga buen tiempo. INFORMACION.

FUENTE: https://www.informacion.es/opinion/2023/01/07/emisora-24-ria-80807818.html

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje