CONDENA DE CONCHA PELAYO

POR JUAN FRANCISCO RIVERO DOMÍNGUEZ, CRONISTA OFICIAL DE LAS BROZAS (CÁCERES)

“Condena” es el libro que acaba de publicar mi amiga la escritora zamorana Concha Pelayo y que hemos presentado, al alimón, en la tarde del 22 de febrero en el Hotel Sancho de la capital de España, el autor del prólogo, el locutor de TVE Ángel Lafuente Zorrilla y un servidor.

Ángel comenzó hablando de su prólogo y el impacto que le produjo haber contactado con algún preso, esas “almas” que pasan años encarcelados y a los que les dio una conferencia sobre el mundo carcelario, después de que el director de la cárcel le sugiriera no darla, pues los presos iban con una actitud indolente y sin interés a escucharle, mientras que otros, en las filas de atrás se dedicaban al trapicheo de pasarse la droga. La conferencia comenzó con estas palabras: “Usted, amigo, que está pudriendo sus años de vida en este recinto cruel, es la persona más sagrada del mundo para usted mismo”. La conferencia siguió en estos términos; al final, los presos se callaron y fueron a felicitarle de uno en uno dándole un fuerte abrazo. Sin duda, se ganó a este “singular y respetable público”.

Cuando me tocó hablar, brevemente, dije que yo tenía el recuerdo a mis pocos años, 6 o 7, cuando iba de Hinojal a Cáceres pasábamos por la cárcel provincial y siempre me daba miedo el sargento de la Guardia Civil con su gran bigote. No tengo experiencia directa del mundo carcelario, salvo apuntados casos. Siendo universitario alguien me pidió llevar un libro o un paquete -no me acuerdo ya- a algún preso. Entré en la cárcel de Carabanchel a dejarlo y me impresionó, como me impresionó la entrevista que le hice en Mallorca a unos de los presos más famosos que tuvimos en España y hoy totalmente rehabilitado. El famoso “El Lute”, a quien le pregunté si era él o era “el otro”. Me dijo que había conocido una nueva vida en la cárcel; había estudiado Derecho y hoy es un reputado abogado. No se ha vuelto a hablar de él.

En mi corta intervención hablé de la autora, una escritora reconvertida en periodista de turismo con la cual hemos viajado juntos en varios paseos por el mundo, como en Líbano, donde conocimos al “Papa” catíolico maronita, fallecido recientemente. Líbano no tiene partidos políticos, sino 19 religiones distintas y se da la circunstancia de que el Jefe del Estado ha de ser de la religión maronita y el presidente del Gobierno, de religión musulmana; en aquellos tiempos era Rafik Hariri, que murió en un atentado. Otro lugar fue Lituania donde montados en una avioneta polaca de la Segunda Guerra Mundial y haciendo cabriolas en el cielo de Kaunas, la segunda ciudad del país, sentí las uñas de Concha en mi pierna izquierda dado el miedo que pasamos… los dos. Y el tercer lugar que cite y donde estuvimos fue en un viaje que organicé a Chipre, donde estuvimos cerca donde nació la diosa Afrodita (la romana Venus), la diosa del amor.

Concha hizo que su obra me llegara al corazón, al descubrirme un mundo que desconocía: el carcelario. Entrevistó a un preso, a una interna, a un director de una cárcel, a un funcionario escritor, a otro ideólogo y a un tercero que estuvo con los grapos, sin olvidarse de una criminóloga, a un médico, (que por cierto estaba entre los asistentes a la presentación del libro), al capellán de una cárcel, a un psicólogo y una psicóloga y también a un sociólogo. Entrevistas que hacen que conozcamos intensamente la vida de las cárceles españolas.

Mire, yo se lo aconsejo que compren el libro y lo lean. www.visionlibros.com

Concha Pelayo.

Condena.

Editorial Visión Libros.

Diciembre 2022.

192 páginas.

FUENTE: https://pacorivero.blogspot.com/2023/02/condena-de-concha-pelayo.html

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje