GOVERT WESTERVELD

POR ÁNGEL RÍOS MARTÍNEZ ,  CRONISTA OFICIAL DE BLANCA

(Hispanista de la Asociación Internacional de Hispanistas)
El Cronista Oficial de Blanca, Ángel Ríos Martínez, está trabajando duramente en la bibliografía de Antonio Molina González. A ver si entre los dos conseguimos sacar a flote la figura de:
ANTONIO MOLINA GONZÁLEZ (1850-1919)
Antonio Molina González (11-9-1850 – 4-9-1919) escribió una obra titulada “Cuentos y fábulas”, que fue publicada alrededor de 1886, por la librería de Eugenio Sobrino, librero de la Real Casa, Calle de Santiago 1, de Madrid. Sin embargo, en Madrid se publicó la obra en cuestión con el título de «Fábulas y cuentos». El libro tenía 118 páginas y un tamaño de 16 cm. Este libro ya no se halla en las bibliotecas, y el único ejemplar existente hoy en día se encuentra en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas con el título de «Fábulas y cuentos». Algunos años más tarde, el libro figura con el título de “Fábulas y cuentos” en el Boletín Oficial de Propiedad Industrial. El mismo título lo encontramos en 1892, en La Gaceta de Instrucción Pública.
No podemos excluir que se imprimiera esta obra en Madrid y Murcia con títulos diferentes. Sea como fuere, Antonio Molina González debió mandar a imprimir muchos libros, porque en ese entonces era costumbre que el autor regalara el libro a sus amigos. El primer caso que encontramos es su donación de 12 libros de “Cuentos y fábulas” a «El Diario de Murcia» que celebró un Certamen el 4 de septiembre de 1887. Dos años después (es decir, en 1889), El Diario de Murcia nos informa que recibieron una donación de 12 libros, de nuevo con el título de «Cuentos y fábulas».
Felizmente, este libro perdido fue publicado de nuevo en 2015, esta vez por el profesor blanqueño Ángel Cano Molina, con el título de “Cuentos y fábulas”. Sin embargo, aún no se sabe mucho sobre este maestro del siglo XIX y sus otros poemas. Al parecer, durante casi 50 años Antonio Molina González era maestro infantil y, aparte de ser poeta, se dedicaba como periodista a escribir sobre Blanca para la prensa, donde destacan sus grandes aportaciones en el año 1888 durante las terribles inundaciones en esta villa.
Vi aparecer el nombre de Antonio Molina González y otro de Antonio Molina en el periódico de «La Voz de Totana». Inicialmente pensé que eran dos personas diferentes, hasta que vi que se trata de la misma persona. Al parecer, escribió su primer poema en 1871, y su último en 1913. No hemos detectado poemas entre 1880 y 1888 en los periódicos. Solo podemos adivinar la causa: ¿Una salud débil? Pero dado que su libro salió al mercado hacia 1886, también es lógico suponer que durante esos años estuviera ocupado escribiendo poemas para su libro. De nuevo, no tiene actividad entre los años 1895 y 1912; es decir, durante al menos 17 largos años. Esta vez la enfermedad probablemente tuvo algo que ver, porque en su último poema de 1913 se queja de su salud.
Dibujos: Retrato imaginaria de Antonio Molina González

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje