MARIO GALLEGO RECIBE EL TÍTULO DE CRONISTA OFICIAL Y EL CARIÑO DE LOS MEISINOS

El historiador y profesor jubilado recogió su placa y diploma conmemorativos emilio moldes.

El historiador y profesor jubilado recogió su placa y diploma conmemorativos emilio moldes.

MARIO GALLEGO REY ya es CRONISTA OFICIAL DE MEIS. Fue homenajeado con todos los honores por representantes de la Corporación, vecinos y familiares, en un acto que incluyó entrega de diploma acreditativo, placa conmemorativa y hasta la dedicación de una sala en su honor en el Multiusos de O Mosteiro.

Los actos centrales tuvieron lugar a mediodía, en la casa de cultura en este mismo edificio. Allí recibió de manos del alcalde, José Luis Pérez Estévez, y de las concejalas Ofelia Barral y Mónica Outeda, los reconocimientos materiales de un acuerdo adoptado por unanimidad en la Corporación. PSOE y BNG estuvieron igualmente representados en el acto.
La Banda de Música le homenajeó con varias piezas y el regidor ensalzó la figura del historiador y profesor ya retirado, subrayando que, pese a haber nacido en Pontevedra y no tener ascendencia meisina, supo querer y entender a Meis como pocos.

En su discurso de agradecimiento, “DON MARIO”, como lo conocen con un cariño especial varias generaciones de estudiantes, parafraséo a Vicente Risco, al recordar que “ti cres que Meis é pequeño, pero Meis é un mundo enteiro”. Todavía tuvo tiempo de encandilar y sorprender al público con una clase magistral sobre toponimia, al recordar que “lugar agradable para vivir entre outeiros” descansa en el étimo que da nombre al Concello, o al citar las “lendas, como antesala da Historia”, para apuntar que una tropa romana en huida realizó una parada “no que hoxe é Paradela”, dejó atrás su estandarte “no que agora chamamos Barrantes” y “perdeu a arma enteira en A Armenteira”. “Levarei con orgullo este título, esforzándome por estar á altura para que este Concello siga na historia mil primaveras máis”, concluyó.

Tras descubrir la placa en la sala con su nombre y visitar la exposición de su obra en la casa de cultura, una comida de confraternidad en A Boca puso fin al evento.

Fuente: http://www.diariodearousa.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje