EL PUENTE DE LINAREJOS, DESDE 1872

POR MARÍA TERESA MURCIA CANO, CRONISTA OFICIAL DE FRAILES (JAÉN).

Puente de Linarejos, sentido Alcalá la Real

El Puente de Linarejos está en el curso del río Frailes y en ese punto se le unen las aguas del arroyo de los Linarejos1 y las aguas del Nacimiento, la principal fuente que surte de agua potable al municipio y cuyos sobrantes son aún hoy utilizados para el regadío. En otros tiempos, este puente, era de los principales, pues comunicaba la localidad con los baños de aguas sulfurosas llamados Balneario de Ardales, además de ser la salida por carretera, hacia Alcalá la Real. Aunque actualmente da pena cómo se encuentra el puente, en otro tiempo fue de los principales de la localidad.

La primera noticia documental sobre la existencia de este puente la encontramos en el expediente de obras de 1833. Se trata de una carta que escribe Rafael Ramírez al comisionado regio, que está fechada el 30 de julio de 1833 y que por su importancia pasamos a transcribir:De los muchos estragos que causó en esta población en la tarde de aller la orrorosa nube lo fue sino el haberse llebado la creciente la Puente que se nombra de los Linarejos, por lo que ha quedado este pueblo aislado y sin comunicación con esa ciudad,(Alcalá la Real) lo que pongo en conocimiento de V. para que se advierta el modo de su reparación, pues en el entretanto se pondrá el modo muy fácil para el paso de estos vecinos. Dios guarde a Vuestra merced. Frailes y julio 30 de 33. El alcalde primero Rafael Ramirez.2

Desde Alcalá la respuesta es inmediata y se manda un maestro de obras de la ciudad para que reconozca los daños y tase los gastos que sean necesarios para su reparación, pero que se lleve con la mayor economía posible: “…que sea compatible con su perfección y seguridad.”3 Don Vicente Contreras que ya estaba encargado de reconstruir los puentes de Las Cuevas y Alta, ahora tras la furia de las aguas en la tormenta del 29 de julio, se le encarga también la reconstrucción del Puente de los Linarejos. El costo del puente se fija en 44 maravedíes, lo que nos lleva a pensar que el viejo puente de madera sería arreglado, pero no se haría de piedra. Y continúa informando el maestro de obras: “ …que dejó descompuesto e inutilizado hasta los molinos de la Población de la Ribera, como porque la situación de dicho puente le espone a recibir los embates más fuertes del agua, y si bien puede prepararse y disponerse para las avenidas comunes, no se puede asegurar que resistirá siempre a las que salen de toda regla y memoria, tal como la que queda hecha mención”.4

La demora en las obras es debida a la falta de liquidez, al mal estado del terreno y a que los fraileros que se habían ofrecido a trabajar gratuitamente en las obras, se encontraban ocupados en sus labores.

Tras las obras, esta es reconocida por Agustín Contreras, que informa de que este puente debe ser afirmado, construyendo ocho estribos a los lados de los pilares, para de este modo evitar “…que la violencia e impetuosidad que por allí traen las avenidas socaben dichos pilares y vuelvan a derrivarse los puentes, perdiendo lo que ya se ha gastado en ellos…”5. El costo presupuestado es de 100 ducados, pero si los fraileros colaboran, la obra se puede hacer por 800 reales.

La siguiente noticia la aporta el Diccionario de Pascual Madoz (de entre 1845 a 1850) que al referirse al arroyo Linarejos podemos leer: “…a unas 100 varas del pueblo …. tiene un pontón de madera de un solo arco en el camino de Alcalá.”6 El pontón de madera nuevamente vuelve a estropearse por una nube según consta en acta de 18 de julio de 1858 :“El Ayuntamiento, en virtud de que la creciente nunca vista igual en esta población que tomaron los ríos del término en veynte y nueve de junio último … que derribó completamente la nombrada de las Cuevas, y que se llebó sus muros y parte de la madera de la de los Linarejos, que se halla en el camino de los Baños Minerales de esta y el de Alcalá…”7Se acuerda que los peritos reconozcan los gastos que se han de efectuar en la reparación del puente a fin de terminar lo antes posible.

En 1872, se informa que es frecuente reparar los puentes y se aconseja su construcción en piedra. Entre ellos figura este puente de Linarejos; así que posiblemente por esta fecha se pase de los viejos pontones en madera a construirse en piedra.

Aunque en la documentación se le llama “Linarejos”, popularmente se le conoce como puente de LOS MOLINOS, debido a los molinos que aprovechando la fuerza del agua molían al grano. Así en la segunda mitad del siglo XIX Cerdó y Oliver escribe: La abundancia de sus aguas, que como potencia motriz podría utilizar la industria, hoy se aplica únicamente a poner en funcionamiento seis molinos harineros, mientras que son de sangre los cuatro que tiene de aceite. La fuerza motriz de los molinos era el agua, pero cuando habla de “sangre” se refiere a la fuerza animal.

En resumen: 10 molinos se encontraban en las inmediaciones del puente, 6 eran movidos por la fuerza del agua y molían grano. 4 eran de aceite y su fuerza motríz eran los animales, a sangre. De ahí el nombre de Puente de los molinos.

1 Mapa Topográfico Nacional. Ibid.

2 AMAR. Expediente de obras de 1833.

3 AMAR. Ibid.

4 AMAR. Ibid.

5 AMAR. ibiden.

6 MADOZ, Pascual. Diccionario Geográfico Estadístico. Edc. facsímil. Jaén. Voz: Frailes.

7 AMF. Libro de Actas de Cabildo de 1858. Acta de 18 de julio. fol. 19r y 19v.

FUENTE http://cronistafrailes.es/el-puente-de-linarejos-desde-1872?fbclid=IwAR3wSCbD22TEiSC3KTU8N_Wb9mbtMWoGujEgfDarSuAOJ5N0X3_h2DZiZI0

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje