DESDE MI TORRE MUDÉJAR – 785 UN NUEVO RETO COLECTIVO II

POR RICARDO GUERRA SANCHO, CRONISTA OFICIAL DE ARÉVALO (ÁVILA).

Ya hemos comentado la situación de los preparativos hace algunos días, en otra columna anterior, y los temores que teníamos en reanudar las celebraciones de toda la vida, esas tradiciones que se dan cita en los festejos de Nuestra Señora de las Angustias, “la Función” o fiesta principal, especiales por la tradición varias veces centenaria. Los miedos y precauciones de reanudar una cierta regularidad perdida en estos últimos tiempos. Precisamente porque al ser Patrona no solo de la ciudad, sino de su comarca y de muchas más gentes que estando fuera, se sienten vinculada a esta ancestral devoción mariana, santo y seña de los arevalenses, también los repartidos por los más dispares rincones de nuestra geografía, que siguen latiendo al ritmo de Nuestra Señora y por estas fechas, vuelven siempre que pueden.

Las circunstancias cambiantes, en los últimos días han aconsejado la realización de prácticamente todos los actos, con la salvedad de alguna cosa concreta y  menor, que pudiera propiciar aglomeraciones, y sin embargo si programar los actos principales y tradicionales de esta nuestra Fiesta Mayor. 

Por ello, el Ayuntamiento, siempre involucrado y participando, está propiciando de nuevo este año la retransmisión de la Misa Mayor por la Tv Ávila, la 8, que fue una gran iniciativa y un aumento de mucho peso de audiencia y participación, aún en la distancia, que el año pasado pudo ser seguida por millares de personas. Y en esta ocasión, para que pueda resultar también disuadir a las personas que prefieran verlo desde casa, aligerar las concentraciones de púbico y también pensando en personas mayores que no salen de casa, para los enfermos y en tantas gentes comarcanas que no pueden asistir presencialmente, porque así nos sentimos más unidos en estos momentos de colectividad en torno a Nuestra Señora. 

Verdaderamente fue un revulsivo que nos salvó el año pasado y que sin duda favorecerá que este año no se produzcan aglomeraciones. Ya sabemos todos las precauciones que se han de tomar, gel, mascarilla obligatoria y una distancia prudencial. Y así estamos celebrando la novena, cuando escribo estas líneas, acaba de comenzar y se aprecia sensiblemente la precaución y la responsabilidad del público que acude, en un número bastante menor a lo habitual y guardando distancias, de tal forma que el templo parroquial está con un aforo amplio pero sin aglomeraciones. 

También por ello se están radiando las novenas, de nuevo, en la radio comarcal, Radio Adaja, que puede ser seguida desde cualquier punto de la comarca, en casa, en los coches, de cualquier modo, tiempo y lugar, muy seguida de nuevo, gracias a los modernos sistemas de comunicación y por las redes. Así la técnica será una aliada a favor del pueblo devoto de la Virgen.

Y quiero recalcar, de una forma especialmente emotiva, ese primer día de la novena en que ocho nuevos cofrades fueron recibidos en la Archicofradía, en un acto solemne, ya somos unos 90 cofrades. Como también en ese acto prometieron el cargo de Mayordomos los cinco cofrades elegidos por votación en la última asamblea, acto en el que se les impuso la medalla distintivo cofrade, y las varas, el distintivo de los mayordomos. La ejecución normal de la renovación establecida en las “Ordenanzas” que rigen esta asociación religiosa. Podríamos decir que este acto normaliza la evolución de esta cofradía, acercándola la pueblo arevalense devoto de su Patrona.

Previamente, antes de iniciar la novena, la histórica y venerada imagen fue colocada en el trono de siempre, que se monta ante la reja del presbiterio, elegantemente adornada de flores, para que durante todos estos días sus devotos se puedan acercar a rezarla. 

Por todo lo dicho anteriormente, se respira ya un ambiente festivo, de expectación, para que, con todas las medidas oportunas se pueda ir retomando esta fiesta tan arraigada en la ciudad, y recuperar esos modos de celebración.

Y la noche de vísperas, el día de la misa de difuntos, la salve popular y la hoguera o luminaria que se planta ante el templo parroquial de Santo Domingo de Silos, todo un rito con profundos significados: El fuego como elemento de purificación y la luz en la noche de vísperas. Felices Fiestas. 

RICARDO GUERRA SANCHO Cronista Oficial de Arévalo 31/1 publicado 2/2/2022

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje