LES HISTORIES DE FIDALGO – LOS BAÑOS EN LA NOCHE DE SAN JUAN Y UN ARROZ DE EMPERATRIZ PARA CELEBRARLO.-

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS).

Cuando ayer les animé «a poner el huevo» en la noche de San Juan (que es mañana, día 23), unas buenas amigas como Dini Olivar y Conchita Chicharro , colunguesas , me comentaron otras tradiciones antiguas relacionadas con esta noche mágica que no por ser costumbres viejas hemos de considerar como rancias.

El FUEGO y el AGUA son protagonistas esenciales en la NOCHE DE SAN JUAN. La HOGUERA va a ser la receptora de los males pasados, de las malas energías, de las tristezas …que transformará en alegrías, bendiciones, buenos pronósticos de salud, de amor y hasta de riqueza.

El AGUA es símbolo de vida, de limpieza de alma , de pureza y belleza de cuerpo , de presencia de buenas energías… AGUA que debe ser «natural» , la que tenemos a mano en nuestros mares, en nuestros ríos, en nuestras fuentes manantiales… Pero un agua BENDECIDA por el espíritu de San Juan que , a modo de atmósfera, envuelve a la Tierra en el aniversario de su nacimiento (24 de junio).

Y así :

1.- Fue costumbre en los pueblos costeros que las gentes NO SE BAÑARAN EN EL MAR hasta que sus aguas fueran benditas por el santo. La «temporada estival de baños» , por tanto, tiene su inicio el 24 de junio.-

2.- Para purificar cuerpos y almas , las gentes de costa tomaban un baño en el mar a partir de las 12 de la noche del día 23 . Esto exigía un rito importante : las personas deber ir desnudas («in puribus») y SALTAR NUEVE VECES LAS OLAS DANDO LA ESPALDA AL MAR.. Así se aseguraba salud y si se trataba de mujeres, también su fertilidad.

3.- El baño podía sustituirse , en esa noche, por un LAVADO DE CARA A DOS MANOS en el agua del mar o de un río y , ya terminado el lavado, NO MIRARSE EN EL ESPEJO DEL AGUA . Esto anularía los buenos efectos del baño.

4.- Si en un pueblo no había mar o río , pero sí fuentes manantiales, se llenaba un caldero o un barcal con esa agua en la que se distribuían flores y ramas aromáticas (rosas, violetas, romero, lavanda, …) y , puesto al aire libre durante la noche del 23-24 , se destinaba al lavado de caras, cuerpos, partes íntimas…

Esta costumbre era muy tradicional en Galicia y en pueblos asturianos próximos a esa región.

Bueno, bueno, bueno…

Y una vez que llega la amanecida del día 24 , ¿qué hacer?

¡Caray! . Pues desayunar con alguna dulcería, alguna bebida que al modo del lema de la Real Academia Española de la Lengua, «limpie, fije y de esplendor».

En Pueblos de Aller, por ejemplo, los mozos llevaban ramos de flores a sus mozas acompañados de esta súplica:

«Mocina resaladina,

te pido de corazón

que me cambies este flores

por un platu de panchón».-

En otros había rosquilles, casadielles, , suspiros… Y si la cosa estaba de buenas, hasta ARROZ CON LECHE.

Les sugiero esta receta para el día de San Juan . Una receta creada para la Emperatriz Eugenia de Montijo (1826-1920), esposa del Emperador francés Napoleón III.

Es muy sugestiva, fácil y muy gustosa.

1.- Elaboren según su costumbre un arroz con leche al modo tradicional ; pero, en este caso, deben colorearlo con un toque de azafran. Esto es opcional.

2.- Cuando ya esté en su punto agreguen tres yemas de huevo batidas y un poco de leche caliente en el que se disolvieron unas láminas de gelatina («cola de pescado»).

3.-Pásenlo a un molde de aro y dejen enfriar en frigorífico.

4.- Desmolden y completen el hueco del aro de arroz con frutas en almíbar a su gusto (melocotón, peras, ciruelas , cerezas,, …). Bañen el conjunto con un chorrito de kirsch .

Y para beber, una buena limonada de vino… o de sidra.

Pinchen en cada foto.

¡Feliz fiesta de San Juan!

FUENTE: https://www.facebook.com/LesHistoriesdeFidalgo

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje