LA CEREZA DEL VALLE DEL JERTE

POR JUAN FRANCISCO RIVERO DOMÍNGUEZ, CRONISTA OFICIAL DE LAS BROZAS (CÁCERES).

La revista «ATRIL», número 13 , que edita digitalmente la Academia Extremeña de Gastronomía, difunde interesantes artículos sobre diversos temas que tienen que ver con nuestra tierra, entre ellos uno de un servidor dedicado a la Cereza del Valle del Jerte.

Si quiere ver la revista completa, aquí esta el enlace: https://aexgastronomia.es/2022/03/15/atril-13-bienvenida-primavera/.

DOP CEREZA DEL JERTE

La Cereza de Extremadura da trabajo entre 4.000 y 4.500 familias. Se produce en tres valles cercanos: El Ambroz, el Jerte y La Vera. Este cultivo procede de los árabes, pero entre los siglos XIX y XX se propagó la enfermedad de la tinta o el carbón de los castaños que hundió el cultivo de su fruto y los extremeños de esta parte de la provincia de Cáceres decidieron plantar los cerezos, consiguiendo con ello una enorme riqueza agrícola.

La Denominación de Origen Protegida certifica, desde 1996, unos 7 millones de kilos anuales de Picota del Valle del Jerte, a los que hay que añadir entre 23 a 28 millones más de kilos de cerezas no certificadas. El 50 por ciento se dedica a la exportación y los nuestros principales clientes son el Reino Unido, Alemania y los Países Nórdicos. El Consejo Regulador de Denominación de Origen “Cerezas del Jerte” se encuentra en la localidad de Navaconcejo.

El famoso médico español Luis de Toro, en el siglo XVI se refiere a las cerezas del Jerte y las distingue por su tamaño, color y sabor: “…verás también todo género de cerezas, que ni Persia las tiene mejores. Cerezas de un gusto y tamaño extraordinario, rojas, negras y de un color intermedio parecido al vino “.

La zona donde se producen las cerezas protegidas en la Denominación de Origen se encuentra en la montaña al sur de Gredos, con unas características geográficas, culturales y paisajísticas homogéneas. Bien es verdad que las fincas son pequeñas, una media de algo más de hectárea y media por explotación, formadas en pequeños bancales. Allí se producen unas excelentes cerezas, que además cuentan con unas exigencias especiales de calidad promulgadas por la Unión Europea desde marzo de 2012.

Las variedades amparadas en el Reglamento de la Denominación de Origen Protegida “Cereza del Jerte” son: las cuatro variedades tipo “Picota”, es decir, Ambrunés, Pico Limón Negro, Pico Negro y Pico Colorado, y la variedad de cereza Navalinda.

Para difundir la buena imagen de este producto extremeño, los municipios del Valle del Jerte apoyaron la creación en el mes de marzo de la Fiesta del Cerezo en Flor y, puedo informar, con orgullo, que en su día como vicepresidente de la Federación Española de Periodistas de Turismo apoyé esta fiesta, junto a otros compañeros, con reportajes en España y en el extranjero, lo que sirvió -según las normas vigentes- para que fuera declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional.

FUENTE: https://pacorivero.blogspot.com/2022/03/la-cereza-del-valle-del-jerte.html?fbclid=IwAR25Op0kJwidRpXtbMJ5NWDPtmGnD005W2Shipzd8U953Sn0WiXbki290po

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje