PARQUE DE SAN BLAS, UN LUGAR DE PAZ, OXIGENO PARA VILLANUEVA DEL ARZOBISPO (I)

POR MANUEL LÓPEZ FERNÁNDEZ, CRONISTA OFICIAL DE VILLANUEVA DEL ARZOBISPO (JAÉN)

Uno de los lugares de más belleza, pulmón villanovense, lugar de mil encuentros, de una gran variedad de plantas y árboles, que se ha intentado que sea un lugar de visita frecuente, no es valorado ,lo suficiente,por todos los vecinos. Desearía que pasear por sus caminos sea una de nuestras primeras actividades.

En este lugar  surgió la ermita de San Blas.La ermita se construiría entre los años 1915 y 1916 impulsando las obras el benefactor D. Ramón Millán Bueno. El responsable de las obras fue José María Ortega y los trabajos de carpintería los realizó Sebastián Peña” Así lo publicaba Pedro Rivas en uno de los programas de esta fiesta.

Tras esta capilla y muy próxima seguía la construcción de la nueva Plaza de Toros, que sería inaugurada en 1928, por lo que todos los terrenos limítrofes, empezaban a adquirir  cierto valor.

En el pleno del 4 de enero de 1926 se acuerda hacer un parque en el sitio de Fuenclara. Era alcalde D. Tomás Marín Bueno. Se dio lectura del acta por el secretario del informe de la Junta de Sanidad, relativa a la necesidad perentoria como medida higiénica de construir un parque en el sitio de la Fuenclara, según el plano confeccionado por el Perito Agrícola, D. Juan de la Cruz Sánchez Carrascosa y las certificaciones de medición de D. Andrés Sánchez Rodero, también Perito Agrícola, que vienen a coincidir con el informe de la Junta de Sanidad, que por unanimidad acuerdan declarar de utilidad pública, las fajas de terreno que comprende el plano en cuestión, por ser de la exclusiva competencia de la Corporación … que se requiera a los propietarios , para que señalen el precio de los mismos, y que son:  .- Seis certificaciones expedidas por el Perito Agrícola  con residencia en esta ciudad, D. Andrés Sánchez Rodero, del terreno suficiente para hacer un parque en esta ciudad en la que hace constar : Que Doña Encarnación Bueno Romero,D. Antonio José Manjón Sánchez D. Enrique Bueno Bueno, D. Fermín Luna Sánchez, D. .Emilio Ortuño Cameros D. Ildefonso Bueno Marín,.Todos estos  terrenos ocupan 435 estadales,  y se paga por ellos  un precio total de  37.187, 50  pesetas.        

  El jardinero que dirige las obras del Parque, está alojado en la localidad  y cobra  por setenta y un día y viajes 829,pesetas. Los jornales invertidos en la construcción al maestro y cuatro peones, se elevan a 2.518, 15 pesetas. D. Juan de la Cruz Sánchez Carrascosa,  cobra por la mesura y valoración de los predios adquirido 392. 05 y  D. Andrés Sánchez Rodero por el mismo concepto 135 pesetas. En marzo de 1926, los gastos ocasionados en obras suponen 42.280 pesetas

Se trajeron 400 árboles de sombra,  y 12.000 plantas de bordura de la casa J.P. Martins de Madrid. Se compran, dos mil metros de espino artificial, que  se eleva a 3589, 60 pesetas a la casa Riviere y Compañía de Barcelona .y  adquieren plantas a la Casa Leyva de Granada. 

Nombran a  D. Francisco Fernández como encargado del parque .En algún momento al nombrado guardia de este lugar, se le falta el respeto, por lo que levanta acta de la infracción.

En los carnavales de 1928,  el querido cronista, Vicente Oya, me hizo llegar, esta letra que una de las comparsas cantaba: 

Bendita sea la gracia /del pueblo de Villanueva

nos han hecho un bonito parque/al pie de la carretera.

Para adornar más su vista/nos han hecho una Plaza Real,

le damos un fuerte ¡viva!/en los días de Carnaval.

Villanueva resplandece/ reina de Andalucía,

que pueblos y capitales/todos le tienen envidia. 

Gran parte de las obras que se realizan es reforzar o construir los muros del parque, debido a su longitud, y altura, sufre deterioro y algún derrumbe.

  Los residuos de la Fábrica de Harinas salen al Parque Municipal, por lo que surge un conflicto para ver si la obligación de realizar un alcantarillado corresponde a la Fábrica de Harinas o al Ayuntamiento. 

La ermita construida en la segunda década del siglo XX, o los materiales y obras realizados, no tenían calidad  ya en 1933 se gastan tres mil pesetas en derribar la ermita; o el cambio político en el gobierno municipal, también pudo ser el motivo.

Miguel Segarra Román, solicita la instalación de un kiosko para la venta de refrescos y gaseosas, que construiría lo mas vistoso posible en armonía con las necesidades modernas.  Se autoriza pero debe pagar 30 pesetas anuales 1935.

En 1935 se pide habilitar  vivienda para el jardinero del Parque Municipal y que se haga un llamamiento al  comercio para que colabore y se anuncie en los bancos que se pongan. Ordenan la construcción de varios asientos y la terminación de la casa para el jardinero-guarda

  Un escrito del párroco D. Matías Molina de la Poza, pide la restitución del culto católico de la ermita de San Blas, por haberse apropiado el anterior ayuntamiento , de dicho edificio, sin acuerdo ,ni notificación a la autoridad eclesiástica. El Ayuntamiento presenta un documento  en el que se indica que el local es de su propiedad.

Se proyecta la captación de aguas en el Arroyo de la Pedriza, varios urinarios y la instalación de una fuente.

  Piden que se construya una biblioteca en el Parque, que funcionará bajo un organismo especial que se llamará: Junta local de la Biblioteca Municipal de Villanueva del Arzobispo, con representantes: alcalde o concejal, Sociedad de Labradores, Circulo Mercantil, Sociedad Obrera Socialista “La Verdad”. Juventud Católica (masculina) . Nombran bibliotecario a D. José Manuel Jiménez Ardoy, maestro. Personalidades destacadas. José Alberto Palanca, José Blanco, el Notario, D. Ignacio  Martín de los Rios y la señorita Dolores Marín Bueno.

Varias solicitudes llegan al Ayuntamiento, como la de Manuel Sánchez Tornero, para que se le nombre jardinero y  bibliotecario.

Varias peticiones realizan los vecinos para que se construya un palomar e  instalen cuatro lámparas, así como la construcción de una noria, Y  obtener agua para el riego de los árboles.

Aquí puedes contemplar su rica  variedad de árboles, lo que motiva aún más el cuidado especial y respeto de las plantas, que deben tener los visitantes. Sus pinos carrascos, cipreses, sabinas, castaños, tejos, acacias, olmos, cedros, chopos, hayas, encinas, madroños, boj, más la numerosa variedad de rosales, hacen que la vista y todos nuestros sentidos puedan disfrutar de un sencillo paseo por el interior de este parque.

Diversas reformas y modificaciones se han realizado, lo que iremos narrando en lo sucesivo.

FUENTE: EL CRONISTA

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje