RESTAURACIÓN DEL RETABLO MAYOR DEL TEMPLO PARROQUIAL DE LOBÓN (BADAJOZ).

POR MANUEL GARCÍA CIENFUEGOS, CRONISTA OFICIAL DE MONTIJO Y LOBÓN (BADAJOZ).

Foto del retablo en proceso de restauración

La empresa emeritense “Reformas y Decoración” (Francisco Miranda Moreno), está realizando la restauración del retablo mayor de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Se trata de volver a los colores y decoración que antaño tuvo el retablo. Del templo hay constancia documental a finales del siglo XV. Su construcción está hecha a base de mampostería y ladrillo, toda él encalado. El interior presenta una sola nave con bóveda de cañón sobre pilastras toscanas. El espacio que acoge la capilla mayor ofrece en su factura aires de estilo gótico con ábside decorado de finas nervaduras.

El templo parroquial tuvo  un retablo mayor, grande y bien labrado, hoy desaparecido, que ejecutó en 1552 el pintor Luis de Morales, “El Divino Morales”, junto al maestro dorador Francisco de Hermosa. El programa pictórico contenía seis tablas hechas a pincel con pasajes de la vida de la Virgen, acompañadas de la imagen labrada de la Asunción, seis apóstoles y un calvario que remataba el ático. La causa de la desaparición de este retablo hay que buscarla en las graves secuelas que sobre el templo causó el terremoto de Lisboa ocurrido el 1 de noviembre de 1755, según consta de la documentación consultada en el Archivo Histórico de la Nobleza (Archivo Histórico Nacional), fondo documental del Ducado de Frías.

El templo parroquial sufrió graves secuelas por un fuerte temporal ocurrido en diciembre de 1876, la techumbre fue destruida por completo, voladas las tejas y muchas en el suelo. Resentidas sus bóvedas y por la parte norte en estado de ruina los muros de sostenimiento, según el informe de los tasadores su restauración ascendía a diez mil pesetas.

Acertada la decisión por parte de la parroquia de restaurar ahora el retablo mayor, consolidándolo y poniéndolo en valor; su fábrica está hecha de mampostería. Informa el párroco, Casimiro Muñoz Murillo, que el retablo acogerá la imagen de Nuestra Señora de la Asunción (patrona de Lobón) y Cristo Resucitado. A los lados del retablo, sobre repisas, se colocarán las imágenes de San Agustín y San Isidro Labrador.

La empresa que realiza la restauración: “Reformas y Decoración de Mérida” (Francisco Miranda Moreno), ha acometido entre otras obras significativas, la restauración del retablo mayor de la iglesia parroquial de Puebla de la Calzada; iglesia de San José de Mérida; Sagrario de la ermita de la Antigua de Mérida; imagen de Santa Marina de Valverde de Mérida; Nuestra Señora de la Merced de Almendralejo y mesa de altar de San Juan Bautista.

FUENTE: CRONISTA

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje