EL CEMENTERIO VIEJO DE COBEÑA (MADRID)

POR JOSÉ JULIO ORTIZ CHISVERT, CRONISTA OFICIAL DE COBEÑA. MADRID.

Cementerio de Cobeña

Es cierto que no he investigado sobre la fecha de constitución del cementerio viejo de Cobeña, si bien es cierto que , (tal y cono me ha apuntado mi colega de afición a la investigación histórica, -en su caso de Daganzo-, Mariano Fernández), en España fue Carlos III el que prohibió los enterramientos en las iglesias en 1784 a raíz de una epidemia en Pasajes. No obstante, no empezó a ser efectivo hasta bien entrado el siglo XIX por las dificultades de habilitar un sitio nuevo y la reticencia de la población, me comenta Mariano.

Si bien es así, fue en el siglo XIX y con los franceses cuando se comienzan a establecer los cementerios exteriores. La Sacramental de San Isidro fue el primer cementerio y más antiguo de Madrid. Fue construido en 1811 ante la prohibición de enterrar en las iglesias, siendo escogidos unos terrenos fuera del casco urbano, detrás de la Ermita de San Isidro, donde se celebran las fiestas del Santo Patrón de Madrid cada 15 de mayo.

Mariano Fernández me comenta que La ley de Carlos III aconsejaba utilizar las ermitas como capillas de los cementerios y es que, tal y como ha escrito el pasado mes de agosto en su blog, a pesar de que la orden se dictó en 1784 y se ratificó en 1787 no se comenzó a llevar a efecto hasta la llegada de los franceses.

En su atractivo artículo, Mariano nos cuenta con acierto que el cementerio del nuestro vecino y hermano pueblo de Daganzo, fue construido en torno a 1834, ya que según nos indica, hay en el archivo municipal un documento en el que consta la solicitud: «PARA QUE EL CURA PÁRROCO Y MAYORDOMO DE ESTA IGLESIA PRESENTE LAS CUENTAS DE FÁBRICA PARA CON SU RESULTADO SE REINTEGRE LO GASTADO EN LA CONSTRUCCIÓN DEL CEMENTERIO / DAGANZO / 1834»

Es por tanto posible que nuestro cementerio, «el viejo», fuese originado a finales del siglo XVIII o principios del XIX y por su puesto, el actual cementerio, a lo largo del XIX.

Intentaré investigar en el obispado de Alcalá de Henares y en otros archivos eclesiásticos para conseguir saber en qué año se dejó de enterrar en nuestra iglesia y en qué años se establecieron tanto el cementerio viejo como el actual.

FUENTE: FACEBOOK CRONISTA

 

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje