MUY GRAVE LA SITUACIÓN EN LA QUE ESTÁ EL RETABLO MAYOR DE LA IGLESIA DE SAN PEDRO APÓSTOL

POR MANUEL GARCÍA CIENFUEGOS, CRONISTA OFICIAL DE MONTIJO Y LOBÓN (BADAJOZ).

La portentosa maquinaria retablística que acoge la capilla mayor de la iglesia de San Pedro Apóstol de Montijo presenta, según los técnicos -Delegado Episcopal de Patrimonio y Director del Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura- tras los primeros análisis, una grave situación debido a un ataque de termitas. Amenazando un posible derrumbe.

Hace algunos años que el retablo viene dando toques de atención de su deterioro y síntomas de su estado. Retablo que se construyó en el primer tercio del siglo XVII (hace cuatrocientos años). Atribuido a la valiente mano del escultor portugués, afincado en Extremadura, Francisco Morato. Desconociéndose la autoría de las tablas que acogen al Apostolado en sus tres calles; Calvario en el ático, Asunción de la Virgen en la calle central, Evangelistas y Doctores de la Iglesia en el banco bajo. Se relacionan con Francisco Morato los pintores emeritenses Cristóbal Gutiérrez, Pedro Gutiérrez Bejarano y Gonzalo Sánchez Picaldo. En los años de la construcción de la capilla mayor (1604-1605), vive y trabaja en Montijo el pintor Diego de Escorcha, su apellido puede estar ligado con un presunto origen italiano.

MEDIDAS ANTE UN POSIBLE DERRUMBE

Los técnicos han propuesto, según informa la Parroquia de San Pedro, una vez hecha la primera valoración de los daños, contactar con una empresa especializada en plagas de xilófagos para que presente un proyecto con cronograma para la desinsectación de la iglesia. Establecer, aproximadamente trece metros, como medida de seguridad desde el presbiterio a la nave central, desplazando el altar y el sagrario a dos capillas laterales, desde donde se celebrará la Eucaristía. Cambiándose la orientación de los bancos que sean necesarios. De este modo se evita la presencia de personas en la cercanía del retablo en prevención de un posible derrumbe. Aliviar todo lo que se pueda el retablo, teniendo en cuenta que está extra plomada la estructura.

Desde la Dirección del Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura se valorará la intervención de un proyecto básico a tenor de la información que obtenga una vez se conozcan el estado de los anclajes al muro, así como hasta donde llega el ataque y daños de termitas.

Desde la página web de la Parroquia señalan que “nos espera un tiempo de cambios e incertidumbres, en el que la comunidad parroquial tendrá que adaptarse a las condiciones que ahora se precisan en relación al aforo y distribución para la liturgia del templo”.

SALVEMOS EL PATROMINIO HISTÓRICO, RELIGIOSO Y CULTURAL

En el Consejo Pastoral Parroquial extraordinario que se ha celebrado, el Párroco de San Pedro puso en conocimiento de los componentes del mismo la grave situación del momento, junto con los informes que hasta ahora han determinado los técnicos. También dará traslado de la situación del retablo al Consejo Episcopal Diocesano para tratar de buscar ayudas y recursos para su solución. Hablamos de un importe que va más allá de la economía parroquial.

La solución pasa por la restauración de esta pieza singular retablística del primer tercio del siglo XVII, en la que todos, creyentes y no creyentes, debemos salvar el patrimonio histórico, religioso y cultural que nuestros predecesores nos dejaron.

Se abre un tiempo para la solidaridad de los montijanos, desde la colaboración dentro de la medida de cada uno de sus posibilidades. La Parroquia indica que seguirá informando cada vez que exista un cambio significativo sobre esta grave circunstancia que le tocará vivir, que trasciende también a la comunidad parroquial y las celebraciones que en el templo se tienen. Las fotografías son elocuentes a primera vista de la situación del retablo, están tomadas esta mañana.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje