LOS HERMANOS DE ARNEDILLO QUE LLEVARON LA IMPRENTA A EXREMADURA

NOTICIA QUE CITA A FERNANDO JIMÉNEZ BERROCAL, CRONISTA OFICIAL DE CÁCERES.

Foto de Armedillo

Miguel y Lucas de Burgos instalaron en 1820 en Cáceres la primera imprenta de Extremadura.

La Rioja sigue presente en Extremadura muchos años después de la trashumancia, como se puede apreciar en apellidos de los que hoy son extremeños o en la gastronomía. Otro dato más a destacar es la instalación por riojanos de la primera imprenta en la ciudad de Cáceres.

La primera imprenta de la que se tiene noticias en la capital de la provincia estuvo a cargo de los hermanos Miguel y Lucas de Burgos, oriundos del pueblo riojano de Arnedillo, que se instalaron en 1820 en el antiguo Convento de Santo Domingo para trasladarse posteriormente a la Plaza Mayor. Como precisó Jiménez Berrocal, cronista oficial de la ciudad, de su taller saldrían los primeros libros y periódicos que se imprimieron en Cáceres, entre ellos el Semanario Patriótico en 1822.

Miguel de Burgos fue un destacado impresor y librero que había comenzado su labor en la capital del Reino a principios del siglo XIX, pudiéndose apreciar en el Catálogo de la Biblioteca Nacional de España que editó unas trescientas obras a lo largo de la primera mitad de ese siglo. Las primeras publicaciones que se imprimieron en Cáceres llevaron su nombre, que se vendían en su establecimiento junto con otros libros editados en Madrid.

En 1826 las impresiones en Cáceres aparecieron con la referencia de Imprenta de Burgos del Real Acuerdo y en 1828 con la anotación de Imprenta de Lucas de Burgos Impresor del Real Acuerdo. Miguel de Burgos seguía dedicado a su imprenta y librería en Madrid, situada en la calle de Toledo frente a San Isidro el Real, por lo que se estima que su hermano Lucas se hizo cargo de forma oficial de la imprenta familiar en Cáceres en el último año mencionado.

Tras un periodo absolutista, en el Trienio Liberal se editaron numerosas publicaciones en el país, siendo precisamente al inicio de esta etapa constitucional cuando se implantó la imprenta en Cáceres. Del mismo modo, después del fallecimiento de Fernando VII se generalizó la impresión de obras diversas, pudiendo mostrar las editadas en Cáceres aspectos culturales, sociales y políticos de aquellos años.

Lucas de Burgos editaría igualmente en la nueva etapa constitucional el Boletín Oficial de la Provincia en 1834. Tras su fallecimiento, su viuda e hijos se hicieron cargo de la imprenta a partir del 14 de octubre de 1846, manteniendo el negocio familiar al menos hasta 1854Con posterioridad, las publicaciones que se editaron en Cáceres salieron de la Imprenta de Concha y Compañía que había instalado en esa ciudad en 1844.

Por último, cabe señalar que este artículo hace referencia a la ponencia presentada en los Coloquios Históricos de Extremadura, eventos que tienen lugar en el mes de septiembre en Trujillo, Cáceres, y que este año alcanzan una especial relevancia en su cincuenta aniversario

FUENTE: https://www.rioja2.com/n-157610-2-los-hermanos-de-arnedillo-que-llevaron-la-imprenta-a-exremadura/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje