LES HISTORIES DE FIDALGO – IR DE ANDECHA, EJEMPLO DE COLABORACIÓN

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS).

Ayer, con motivo de mi comentario acerca de la SESTAFERIA, un antiguo alumno mío que recordaba mis anécdotas de clase, me preguntó si tal costumbre era lo mismo que lo que su abuela llamada «IR DE ANDECHA».

Inmediatamente le conteste como hacía en clase : SÍ, PERO NO.

Lo explico :

La SESTAFERIA consiste en un trabajo vecinal, voluntario y gratuito, que realizan las gentes de un pueblo en beneficio de una OBRA COMUNAL ( arreglo de caminos, de abrevaderos, de fuentes manantiales…) y que generalmente tenía lugar los viernes (feria sexta) por la tarde.

LA ANDECHA consiste en la colaboración que un grupo de vecinos amigos y de parientes prestan a una familia para ayudarla en la ejecución de determinadas labores agrícolas. Por ejemplo :

1.- HIERBA : siega, esmerenar, angazar, encucar, embalagar…

2.- SIEMBRA : arar, mayar tarrones, sembrar, sallar randar, recolectar…

3.- MANZANA Y SIDRA : pañar la manzana, Mayar, embotellar, ESTIBAR…

4.- MAIZ. – pañar les panoyes, esvillar , enrestrar, colgar les riestres, preparar la garulla para los asistentes…

Esta colaboracion tiene un gran fondo de familiaridad y los asistentes realizan su trabajo de forma totalmente voluntaria y gratuita ; si bien – y esto era costumbre obligada- la familia beneficiada se OBLIGABA a invitar a los asistentes a una generosa comida o merienda cena.

Si la labor era de sallu o de randu solía recaer en manos de mujeres. Para ello vel terreno se dividía en franjas alargadas (estayes), una para cada mujer, que iban trabajando «a un andar» ;es decir, en fila.

De este modo la proximidad favorecía la conversación, los CUENTINOS del pueblo, las noticias de solteras embarazadas y de maridos o esposas «con cornamenta»…

! Vaya! Era como el Sálvame TV5 pero sin maldad y sin ánimo de «destrozamatrimonios». Y sin las Campos, ni la Belén, ni la Lozano que llora….

Dicen los teólogos que Dios con su enseñanza nos conduce a amar a los demás, a servirles de ayuda, a ser para ellos regalo de servicio…

Yo, que sé muy bien «lo que ye una andecha», soy un «teólogo de la fesoria» porque creo que la ayuda y el servicio a los demás es el vector que me conduce a Dios.

Dicen los que saben etimología que la palabra Andecha proviene del latín «indicere concilium» (fijar fecha para una reunión).

«Non me lo paez», que decimos en Colunga.

Yo más bien sospecho que deriva de INDUCERE IN ANIMUM; es decir :promover o motivar el espíritu (el ánimo, la buena disposición) para realizar una buena acción..

Ya lo dije ayer : el habla asturiana es tesoro de ciencia divina.

NOTA. Fotos tomadas de Internet y del fotógrafo colungues Emilio Alonso «Milio el retratista».

FUENTE: https://www.facebook.com/LesHistoriesdeFidalgo

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje