AGRESIÓN A UN ZANFONERO EN LA ROMERÍA DE SAN MARTÍN DE TIOBRE EN 1661

POR JOSÉ RAIMUNDO NÚÑEZ-VARELA Y LENDOIRO, CRONISTA OFICIAL DE BETANZOS (LA CORUÑA).

Iglesia de San Martín de Tiobre.

El 11 de noviembre se celebra la festividad de San Martín con una romería en su iglesia de Tiobre, ubicada en el antiguo emplazamiento de la ciudad de Betanzos, conocido como Betanzos o Vello con notoria naturalidad, y a la que concurría gran cantidad de devotos procedentes de distintos puntos de su provincia y de fuera de ella, para participar en los actos litúrgicos y a continuación en los profanos tras la desacralización, y romería campestre que tenía lugar en el atrio y alrededores del templo románico hasta avanzadas horas de la noche (Vid., nuestro artículo Las romerías mariñanas y las fiestas de Betanzos, en la revista Outeiro nº 25, del 1 de junio de 1987).

También acudían a este paraje y evento vendedores ambulantes y taberneros con amplio surtido de productos de la rica tierra mariñana; músicos para marcar el ritmo de los bailes, sin faltar las gaitas y panderos que resuenan por el valle de Untia y agitan los caldos del país producto de sus seis monterías, tampoco faltaban algún que otro zanfonero con plato petitorio e incluso malabaristas de otras latitudes a la espera de la generosidad de las gentes, en fin todo un conjunto de elementos y distracciones para disfrute de los romeros esparcidos por el recinto del primitivo castro céltico. Una manifestación lúdica a la que no le han faltado dificultades, en razón entre otros excesos a los efluvios etílicos que se producían con el resultado de trifulcas, reyertas y acometimientos, como solía acontecer en la mayoría de las fiestas populares de las Mariñas de Betanzos hasta bien entrado el siglo XX.

El ciego de la zanfona por Urbano García y Foto Ferrer, del archivo del autor.

En este medio es muy ilustrativo el desencuentro mantenido entre el ciego Pedro de Coiro, tañedor de zanfona vecino de Santa Cruz de Mondoy (Vid., la entrada Betanzos, siglo XVIII: el zanfonero Espantosodel 20 de septiembre de 2016), y el labrador Andrés de Quintiá, vecino de la feligresía de San Martín de Tiobre, en el transcurso de la celebración del San Martiño del año 1660, con el resultado de sendas querellas por ante su merced don Francisco Guerrero, Corregidor de la Justicia y Regimiento de la ciudad de Betanzos, por insultos y acometimiento con un arma de fuego, con el resultado de un herida en la cabeza al señalado zanfonero y mendigo. El siguiente 14 de enero de 1661, se convenían ambos encausados mediante escritura de Apartamiento redactada del tenor siguiente:

» En  la ciudad de betancos, A catorce dias del mes de henero de mil y ssºs y sesenta y un años antemi ssnº (escribano) e testigos parescieron pressentes Pedro de Coiro ciego beçino de Santa Cruz de Mondoy y Andres de Quintiá labrador vecino de la feligresia de San Martin de Tiobre y dijeron que por quanto antes de aora se avian querellado el dicho Pedro de Coiro contra el dicho Andres de Quintiá por decir hestando en la dicha feligresia de Tiobre el dia del Señor San Martin yendo a pedir limosna el sobredicho le avia llamado siertas (sic) palabras y arremetidole con una escopeta y dadole una herida en su caveza por donde la Rompio Cuero y carne y se salir sangre a lo qual avia acudido Antonio Sanjurjo escribano del numero desta çiudad que se avia allado presente y despues se dio quenta de todo ello a su merced el Corregidor y Justicia della que en vista de los autos le mando prender y estando ansi preso despues de su soltura el dicho Andres de Quintiá tanvien dio segunda querella contra el dicho Pedro de Coiro por decir le avia llamado siertas palabras y otras cosas de que tanvien fue mandado prender y puesto en la Carcel fue suelto por auto de su merced dicho corregidor, y fueron sueltos y aora por hestaren amigos… y por descargo de sus consençias y servicio de Dios nuestro señor… se apartavan y apostaron de todo el derecho bos y açion que pretendian… si algunas costas se devieren asta aora las a de pagar dho andres de quintiá y ansi lo otorgaron en forma y por no saver firmar rogaron a un Tº (testigo) firme por ellos… presentes por Testigos antonio pardo de andrade, Domingo bazquez orella labrador, francisco fernandez marelle y andres sanchez de hestrada prºr (procurador), Todos vecinos de dha ciud e yo essnº doy fee conosco los otorgantes.[Firmado]. Antonio, Francisco Fernandez Marelle, Andres Sanchez de Estrada.[Rúbricas]. Ante mi.[Firmado]. Domingo Diaz.[Rúbrica].». (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 310, folio 15, del escribano Domingo Díaz Hermida, del número y Ayuntamiento de Betanzos).

A la vista de la obligación de hacerse cargo de las costas pendientes asumida por el labrador Andrés de Quintiá, se desprende su responsabilidad en la agresión padecida por el ciego Pedro de Coiro.

Dos años después, el 24 de febrero de 1662, se formaliza el contrato de aprendizaje del zanfonero Pedro de Coiro y el labrador Juan Diego, vecinos de Santa Cruz de Mondoy, para que enseñe a Juan Vázquez, asimismo ciego e hijo del anterior a tocar la zanfona en un término de tres años (Vid., la entrada Zanfoneros en las ferias de Betanzos, del 2 de octubre de 2012).

Del mismo modo el zanfonero Pedro de Coiro, ciego, vecino de Santa Cruz de Mondoy, otorgaba escritura de consentimiento de esponsales, en Betanzos el 9 de septiembre de 1664, por la que autorizaba a su hijo Juan García de Coiro, para casarse con María de Castro vecina de Betanzos (Archivo Notarial de La Coruña. Protocolo 440, folio 22, del escribano Francisco Fernández de Neira, del número de Betanzos), y boda que sin duda se celebraría con sonido de zanfona.

FUENTE: http://www.cronistadebetanzos.com/agresion-a-un-zanfonero-en-la-romeria-de-san-martin-de-tiobre-en-1661/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje