HUESCA, PATIO DE ARMAS DE ESPAÑA

POR: BIZÉN D’O RÍO MARTÍNEZ CRONISTA OFICIAL C. HOYA DE HUESCA

Tras una semana de intensa preparación, la ciudad de Huesca se convertía por unas horas en el gran patio de armas de España, al celebrarse un multitudinario desfile bajo el lema “40 años de participación activa en la Otan” al cumplirse el día 30 las cuatro décadas de la adhesión de España a la Alianza Atlántica.

En un sábado radiante, D. Felipe VI y Dña Leticia asistieron a la parada militar entre una gran expectación y recibiendo entre aplausos y vítores, a pie de calle y desde ventanas y balcones, a su llegada múltiples gritos de ¡Viva el Rey! y ¡Viva la Reina!. Tras las salvas de ordenanza y el paso de revista al Grupo de Honores de la Guardia Real, llegaba el momento más espectacular de la jornada, con el salto en paracaídas de un efectivo del Ejército del Aire que portaba una gran bandera de España de 54 metros cuadrados y 15 kilos de peso. Con el izado de esta bandera sonaba el himno de España acompañado con 21 cañonazos de fondo, dando paso a continuación del homenaje a los que dieron su vida por España, que se llevó a cabo, en esta celebración por primera vez, con la lectura de los nombres de los 36 fallecidos en acto de servicio desde mayo de 2019. La emoción del momento invadía a todos los asistentes al sonar el himno “La Muerte no es el final” cuya letra también cantó el propio Rey de España. Coincidiendo con el toque de oración y una descarga de fusilería, la Patrulla Aguila realizaba una primera pasada, iniciándose un desfile aéreo con la participación de 45 aviones y 24 helicópteros. Le siguió el desfile motorizado con 160 vehículos y más de 2.989 efectivos a pié, Ejército de Tierra, de la Armada, Ejército del Aire, Guardia Real, UME, Guardia

Civil, Gendarmería y área de Veteranos, Reservistas y personal con discapacidad, que despertaban miles de aplausos al paso de cada una de las tropas. Momento inolvidable era el paso de las banderas de los 30 países que componen la Alianza Atlántica, la Otan, que arrancaba del público un aplauso cerrado.

Tras la despedida a los Reyes de España, se procedió al arriado de la bandera con los honores correspondientes. La Patrulla Aguila aparecía de nuevo pintando el cielo con los colores de la bandera de España, y un público que había acudido desde las cinco de la mañana para coger el mejor sitio desde diferentes puntos de la provincia, se retiraba emocionado de haber vivido un día inolvidable.

FUENTE: BIZÉN D’O RÍO MARTÍNEZ

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje