TODOS A LA MESA EN CABRANES • LA CAPITAL DEL CONCEJO SE ABARROTA PARA DISFRUTAR DEL CERTAMEN LOCAL DE ARROZ CON LECHE, GANADO POR LA HOSTERÍA DE TORAZO

EL GASTRÓNOMO Y CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA, JOSÉ ANTONIO FIDALGO, EJERCIÓ DE PRESIDENTE Y PRESENTADOR DE LA ENTREGA DE PREMIOS

Decenas de personas participan en la degustación popular del arroz con leche en el festival. / LUCAS BLANCO

Decenas de personas participan en la degustación popular del arroz con leche en el festival. / LUCAS BLANCO

Arriba, un grupo de niños interpretando bailes populares, y abajo, ambiente en la plaza del Emigrante.

Arriba, un grupo de niños interpretando bailes populares, y abajo, ambiente en la plaza del Emigrante.

mesa-cabranes-2

mesa-cabranes-3

Responsables de la Hostería de Torazo recogiendo el primer premio.

mesa-cabranes-4

Anabel Santiago cantando durante el pregón.

Isabela Fagundes, Candela García, Vanesa Arenas, Alba Vallina y el Alcalde.

Isabela Fagundes, Candela García, Vanesa Arenas, Alba Vallina y el Alcalde.

El pueblo de Santolaya vivió ayer sin duda la jornada más dulce del año. No sólo los paladares disfrutaron de un día especial con motivo de la celebración del XXXII Festival del Arroz con Leche de Cabranes. Los negocios locales gozaron de un día único en el que cientos, por no decir miles, de personas se pasaron por la capital del concejo para disfrutar de un gran día de sol con la mejor gastronomía a la que puso el broche el primer premio de la cita, que este año recayó en la Hostería de Torazo.

En total concurrieron a esta edición del certamen que elige el mejor arroz con leche un total de 103 participantes, entre los que había hosteleros de toda Asturias e incluso algún cocinero amateur. Finalmente, la ración presentada por el establecimiento hostelero, que reabrió sus puertas hace unos meses para enhorabuena del turismo local, consiguió imponerse con una calificación casi perfecta de 86 puntos sobre 90 posibles, que dieron buena cuenta de la calidad de la obra del cocinero Orlando Serrano Antuña, cuya recompensa, un cuadro del artista local Santos Monestina, fue recogido por el regente del complejo turístico, Antón Puente.

No fue fácil la labor del jurado. Éste estuvo compuesto por cinco integrantes de la cofradía de Amigos de les Fabes de Villaviciosa, cinco vecinos de Cabranes y el gastrónomo y cronista oficial de Colunga José Antonio Fidalgo, que ejerció de presidente y presentador de la entrega de premios. En general destacaron la buena calidad de los platos participantes y valoraron algunos aspectos esenciales para un buen arroz con leche. «Tiene que estar cremoso, tener un toque dulce y no abusar del requemado», declaró el miembro de la cofradía maliayesa Ismael Fernández.

Sin embargo, la prueba de fuego para los platos fue el juicio de los asistentes que participaron en una degustación popular, que, en general, dejó al público encantado. «Están todos fabulosos, aunque los hay que gustan más que otros», comentó la piloñesa María Martino, que por primera vez acudía a la cita, mientras que la rusa Tatiana Vyazova, estudiosa de la cultura asturiana, mostró su satisfacción. «Simplemente me encanta», dijo en perfecto castellano.

Paralelamente, desde las once y media de la mañana se repartieron un millar de tarrinas con arroz con leche de degustación entre un numeroso público que en muchos casos se desplazó a Cabranes en autobús, y varios puestos vendieron diversos productos autóctonos entre los que no falto el protagonista del día.

De todos modos, la fiesta no se basó únicamente en comer. También hubo tiempo para la procesión de San Francisco de Paula, así como para el reconocimiento de Vanesa Arenas y Candela García como «Xana y Xanina» del festival y de Isabela Fagundes y Alba Vallina como damas de honor. Asimismo, la cantante de tonada asturiana Anabel Santiago protagonizó un pregón que emocionó a más de uno. Su intervención comenzó de la mejor forma que lo sabe hacer: cantando. Para esta ocasión, Santiago entonó unos versos especiales de cosecha propia. «Cuatro cosas hay en Cabranes: la sidra, el arroz, el pueblu de Santolaya y la boroña en Monte Incós», entonó la interpreté con su potente chorro de voz, para luego dedicar unas palabras en las que destacó el papel del arroz con leche como amortiguador de la nostalgia de los emigrantes asturianos. «Cada cucharada de arroz con leche en el país de destino eran recuerdos de su tierra», apuntó.

Por otra parte, el folclore estuvo presente durante todos los actos con continuas actuaciones de la banda de gaitas de Villaviciosa «El Gaiteru», el grupo folclórico «Villaviciosa» y el intérprete local José Manuel Robledo, «Lolo el de Cabranes», que dedicó un tema para despedir los actos institucionales. Actos que contaron con la presencia de numerosos políticos de ámbito local y regional con el alcalde de Cabranes, el socialista Gerardo Fabián, a la cabeza. Fabián aprovechó esta arraigada celebración local para recordar la importancia de este producto gastronómico y tuvo un recuerdo para Benjamín Prida, exregidor fallecido en 2014.

Fuente: http://www.lne.es/ – Lucas Blanco

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje